Acción ante la creciente inflación

imagen
El autor es sociólogo. Reside en el municipio Santo Domingo Este

El presidente Abinader manifestó, en una entrevista televisada de la pasada semana, su «preocupación por la actual inflación”. Se limitó a justificarla con “causas externas y por la COVID-19.” Sin embargo, en ningún momento se refirió a una sola acción de su gobierno para detenerla e impedir que esa situación siga creciendo y se convierta en una real amenaza contra la paz social y  la  gobernabilidad democrática de nuestro país.

        Por el peligro que contiene la inflación, en reiteradas ocasiones se han pronunciado varios  economistas, empresarios, dirigentes políticos, comunicadores y nosotros mismos expresamos serias  preocupaciones, durante el pasado 2021, mediante cinco diferentes reflexiones,  publicadas en este prestigioso medio de comunicación. Al respecto leer nuestros artículos:

       “Aumentos de las deudas, inflación y populismo: ¡Qué tríada!” (7-3-21), “Desafíos que debe superar el gobierno del PRM-Abinader” (11-4-21), “Gobierno del PRM-Abinader, entre la espada y la pared” (16-5-21), “Preguntas al gobierno del PRM-Abinader” (4-7-21), y “Real aumento salarial para sectores públicos y privados” (18-7-21).

       Denuncias y exigencias al gobierno para que, además de preocupaciones actúe en consecuencia han sido, real y efectivamente, lo más que hasta ahora nos permite el régimen democrático en el cual vivimos, que, por el contrario, demanda al gobierno del PRM-Abinader cumplir con sus responsabilidades y proceder a identificar las causas externas e internas para actuar, sin dilaciones, con las acciones institucionales que demandan las circunstancias, para colocar un fuerte dique contra la creciente inflación, ¡antes que resulte demasiado tarde!

      La inflación, enemigo No. 1 que golpea inmisericordemente a  los pobres y clases medias, es también el principal incentivo a las violentas protestas y pobladas (recuérdese los tristes acontecimientos de abril del 1984) que ponen en jaque mate la paz social, la gobenabilidad democráticas, razón más que suficientes para que el gobierno del PRM-Abinader pase de la ¡preocupación a la acción!

      El Banco Central de la República y la CEPAL (Comisión Económica para América Latina) afirman que la actual inflación dominicana está por encima del 8.5 %, la tercera más alta en América Latina y la máxima que haya sufrido nuestro país en más de 15 años; que la gente la percibe muy por encima del 10 %  cuando acude a los supermercados, colmados, ferreterías y farmacias, convirtiéndose en un verdadero terror económico y psicológico que, poco  a poco, trasciende al peligroso escenario socio-político.

     Si también confrontamos el salario mínimo actual del sector público que ronda los RD$10,000.00 al mes, exceptuando el salario mínimo de la mayoría de los ayuntamientos que está por debajo de los RD$8,000.00; mientras que en el sector privado oscila entre RD$11,900.00 y los RD$21,000.00 mensuales, que chocan frontalmente con los crecientes precios de la canastas familiar básica  nacional que supera los  39 mil pesos al mes, entonces ¡las demandas de acción por parte del gobierno del PRM-Abinader resultan mucho más urgentes y dramáticas!

       El panorama, sin lugar a dudas,  resultará mucho más tétrico si también  descendemos ante la situación por la que atraviesan los sectores sociales más vulnerables de la sociedad y el alto porcentaje de desempleados. Ahí se hace más visible el deterioro de la calidad de vida del pueblo dominicano en  el ámbito  económico y social.

     Esa objetiva y certificada inflación del 8.5 %, con tendencia a seguir aumentando por los efectos directos de varios ingredientes externos (altos precios de combustibles, de fletes y de materias primas) e internos, por la ausencia de medidas oportunas y adecuadas  por parte del gobierno del PRM-Abinader, automáticamente,  está “golpeando severamente el bolsillo y el estómago del pueblo”; creando  una verdadera ¡amenaza contra la paz social y nuestra  gobernabilidad democrática!

      ¡El momento en la R. Dominicana  exige y requiere más que una simple preocupación por parte del gobierno del PRM-Abinader  acciones pertinentes, contundentes y visibles para enfrentar la creciente inflación y contener la rabia política que está acumulando el pueblo dominicano!

jpm
¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios