Abogados, “periodistas” y “sentencias” de redes sociales…. 

imagen
El autor es político y profesor de historia. Reside en Santo Domingo

Poco a poco, en el país se va haciendo cultura el fenómeno de las condenas sociopolítica-mediática cuyos cibernautas-propagadores, más activos e incisivos,  son abogados-políticos y “periodistas”-políticos ninguno de gratis; aunque sí cargados de animadversión, inquina y linchamiento ético-mediático; y, de paso, constituidos en paredón de la moral y la ética pública, unos de génesis trujillistas-balagueristas y otros -“periodistas- degradados en hienas que, por décadas, nos vendieron una ética-periodística seudo “revolucionaria” que,  hace rato, se fue al basurero de la politiquería y marketing de campaña  sucia (de esa jauría salió un vate que de tanto diabolizar al zar del marketing-Vengoechea -otrora eje del mal- se ganó un “situado”) .

Saben el daño que les hacen a nuestra frágil democracia -aunque sea de ir a votar y cierta convivencia sin que lleguemos, ninguno, a ser impoluto-. Porque, en esta media isla, todos nos conocemos y sabemos de nuestra orfandad y serpentina indomable moral pequeña burguesa. Porque entre nosotros, nadie que se cree todólogo resiste vivir sin trascender, aunque haya que hacer de papagayo o de alcahuete, así sea por publicidad, encargo o promesas de campañas….

Y da pena ver y leer esas “sentencias” de redes e impresos -sobre todo, la de un impreso específico- desparramar, titular o replicar “corrupto” -vocablo de moda- sin reparar en el canon de la ética jurídica, la deontología periodística o el más mínimo reparo de la presunción o la espera de la cosa juzgada. ¡No, ya no hay tiempo para esos reparos o pruritos de toga y pluma!

En ellos, el periodismo y la abogacía son trapos (adiós tribunales y salas del buen periodismo) de una “ética” que colapsó por el vellocino y la política de odio y ajustas cuentas partidarias o de periferias mediáticas del proyecto político que se alzó con el poder en una coyuntura política-electoral. ¡Nada nuevo, pero no por ello no deja de ser degradación profesional! ¡Qué pena!

En fin, jamás nuestra política vernácula, de partidos y periferias política-intelectual, había caído tan bajo y pestilente….

¡Dios, líbrame de caer en ese estiércol!  Y si alguna vez la ambición material o el deseo de venganza política-personal me tienta, llévame…, porque un país no puede sostenerse, en democracia, con una balanza de “opinión pública” tan ruin y perversa. Suerte que aún queda alguna decencia o prudencia -el dudar-investigar- de alguna prensa. !Suerte!

A esos pocos medios y periodistas, algún día, está frágil democracia le reservará un lugar sagrado…, por no contribuir a socavarla….

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Carlos Reyes
Carlos Reyes
4 meses hace

Todo eso que describe que te asquea es el fruto de la Asociación de malhechores mediáticos dañilista mediáticos de los que tú forma parte.
No te hagas el pendejo.
Uds los del danilato súper corrupto y perverso son los responsables de esa degradación letrinezca y hoy recogen los frutos de sus gansteriles acciones.
Hay que desmontar el entramado mafioso de la Corporación delincuencial Medina Sánchez Montilla montada por el perverso sanjuanero.