A que se llamó la Ilustración (3 de 10)

imagen
EL AUTOR es abogado y profesor universitario. Reside en Santo Domingo.

El vocablo Ilustración se reseña abreviadamente a una corriente intelectual histórica. Positivos historiales e implícitamente una propia Ilustración en Inglaterra y Escocia a finales del siglo XVII, como posteriormente de próximo en Alemania, no obstante en su vertiente política el movimiento se razona primariamente francés.

La Ilustración francesa poseyó una locución estética, escogida Neoclasicismo, a diferencia de la alemana, prototípicamente Gothold Ephraim Lessing, que se apartaba por completo de esta, a la que desatendió.

Desde Francia se propagó un tipo de Ilustración sociopolítica por toda Europa y América remozando principalmente los discernimientos políticos y sociales. La Estética como método es una de las grandes invenciones dieciochistas, inglesa (Francis Hutcheson y los empresitas) y sobre todo alemana (principalmente a partir de Alexander Gottieb Baumgarten).

Según algunos historiadores,  los términos de la Ilustración han aprehendido la mayor parte del siglo XVI, no obstante otros distinguen llamar a estas épocas la Era de la Razón. Entre ambos periodos se encuentran en cualquier caso, unidos y relacionados, e inclusive es potencialmente aceptable hablar de uno y otro periodos como de uno solo. A lo largo del siglo XVI y siglo XVII, Europa se encontraba comprometida en guerras de religión.

Cuando el escenario político se estabilizó tras la Paz de Westfalia (acuerdo entre católicos y protestantes, 1648) y última etapa de la guerra civil en Inglaterra, existía un ambiente de agitación que expandía a centrar las nociones de fe y misticismo en las relaciones “divinas”, seducidas de manera individual como la fuente principal de conocimiento y sabiduría.

En vez de esto, el tiempo de la Razón alternó en aquel momento de formar una filosofía asentada en el axioma y el despotismo como pedestales para el discernimiento y la estabilidad. Este objetivo de la Era de la Razón, que vivía edificado sobre axiomas, logró su conocimiento con la ¨Ética de Baruch Spinoza, que mostraba una visión panteísta del universo donde Dios y la Naturaleza eran uno, en la línea de la palabra bíblica: En Él vivimos, nos movemos y existimo.

Esta idea se cristianizó en el cimiento para la Ilustración, desde Issac Newton hasta Thomas Jefferson. La Ilustración vivía fiscalizada en muchos sentidos por las ideas de Blaise Pascal, Gottfried Leibniz, Galileo Galilei y otros filósofos del periodo precedente. El pensamiento europeo atravesado por una onda de cambios, ilustrados por la filosofía natural de Sir Issac Newton, un matemático y físico brillante.

Las ideas de Newton, que concertaban su habilidad de juntar las pruebas axiomáticas con las reflexiones físicas en sistemas coherentes de pronósticos verificables, suministraron el sentido de la mayor parte de lo que ocurriría en el siglo posterior tras la publicación de sus Philosophiae Naturalis Principia Mathematica.

Pero Newton no existía solo en su revolución metodología especulativa, sino que era precisamente el más famoso y visible de sus ejemplos. Las opiniones de leyes semejantes para los fenómenos naturales se irradiaron en una mayor automatización de una diversidad de estudios. El siglo XVIII establece, en general, una época de progreso de los conocimientos racionales y de mejora de las técnicas de la ciencia.

Fue un periodo de florecimiento que desarrolló a la nueva burguesía, aunque se conservaron los derechos habituales de los órdenes predilectos dentro del sistema monárquico absolutista. Sin embargó, la historia del siglo XVIII figura de dos etapas diferenciadas: la primera supone una continuidad del Antiguo Régimen (hasta la década de 1770), y la segunda, de cambios profundos, culmina con la Revolución estadounidense, la revolución francesa y la Revolución Industrial en Inglaterra.

Esta corriente está amparada por la razón como la forma de instituir un régimen autoritario ético. Entre 1751 y 1765 se publicó en Francia la primera Encyclopédie, de Denis Diderot y Jean Rond D´Alembert, que pretendía acumular la corriente ilustrada.

Ambicionaban instruir a la sociedad, porque una sociedad culta que cavila por sí misma era la mejor cualidad de aseverar el fin del Antiguo Régimen (el absolutismo y las dictaduras se fundan en la ignorancia del pueblo para dominarlo).

En su composición auxiliaron otros intelectuales instruidos como Montesquieu, Rousseau y Voltaire. Lo restante, coexisten partes foscos en la Ilustración enciclopedista francesa: de una parte aquello que se describe a ciertos semblantes copistas en la actuación de la enciclopedia como proyecto intelectual y las situaciones imprecisas que la rodearon; d otra el colosal y gratuito sumario brutal a que infundadamente condujo, razón está que llevó a Friedrich Schiller a refutar la cara de ciudadano de París y producir una teoría de la revolución sin violencia.

Los líderes doctos de la corriente enciclopedista se pensaban a sí mismos la élite de la sociedad, cuyo primordial designio era liderar al mundo hacia el progreso, sacándolo del dilatado tiempo de prácticas, superstición, irracionalidad y tiranía-despotismo) etapa que ellos profesaban iniciada durante la llamada Edad Oscura).

jpm

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios