Hay que barajar las cartas de nuevo

imagen
EL AUTOR es comunicador. Reside en Nueva York.

Apenas comienza el año 2020, el primero de la década, y casi siento que nos asomamos al punto de inflexión del panorama político electoral. Pero, el cambio no se está registrando en los partidos, en sus candidatos o en sus propuestas. No, eso sigue casi exactamente igual.

Lo que está evolucionando es el pensamiento de los ciudadanos, aunque mucha gente se empeña en sostener que los votantes siempre se guiarán por el crujir de sus estómagos y no por el latir de sus corazones; o mas bien, por las señales que les manda el cerebro.

Puede que mi presunción sea algo exagerada, dado el comportamiento tradicional de los votantes, pero, creo que las cosas están cambiando. No es asunto de simple optimismo. Créanme, a mi edad, ese es un lujo que no puedo darme, y mucho menos, dejar que me obnubile la mente.   

El posicionamiento de los partidos, así como sus expectativas, no se han modificado seriamente, después de los hechos de octubre 6; muy a pesar de que el rompimiento de la paz interna en el PLD, presagiaba un temblor de dimensiones extremas.

Y en realidad lo hubo, pero, no sorprendió a las partes y sus efectos se aminoraron. Es que, “guerra avisada no mata soldados”, según reza el refrán y como las dos docenas de cohetes iraníes lanzados sobre las bases militares americanas, tampoco produjeron bajas personales.

El período navideño, esa especie de descanso pactado y obligado, ha sido la antesala de la confrontación municipal previa al evento de mayo, que sí va a cambiar el panorama electoral. Los resultados de febrero, mas allá del optimismo oficialista y de la negativa de otros a reconocer que ciertamente, afectará el balance en las elecciones presidenciales, son quizás, el mejor indicativo para definir si será necesario o no, el balotaje de junio.

Entre tanto, Abinader se mantiene encabezando la preferencia de los votantes, aunque, con ventaja mínima. Castillo, o mas bien Medina, sigue su ruta, al ritmo de la seguridad vial, a pesar de que la oposición insiste en decir que, él es un “bueno para nada” (?)

¡Vaya usted a saber!

Y Fernández mantiene su lucha particular por recobrar un liderazgo que se esfuma con la pérdida del “carguito”, tal y como él mismo ha dicho. Y que, por demás, desdice de los números fríos: 50% de su gente viene desde la acera de enfrente y, por tanto, su apuesta mayor ha de ser hacia afuera.

“Se rompió la taza, todo el mundo para su casa” dice el viejo dicho, pero, ¿Es tan difícil entenderlo?

Ahora, lo interesante sería establecer -con un mínimo de certidumbre- si en verdad, los dominicanos seremos capaces de sobreponernos a la ofensiva propagandística de los partidos que, en conjunto, pintan una situación tan distorsionada como absurda. El país no es un paraíso -como dicen ciertas autoridades- pero, tampoco es un infierno, según opinan los sectores de oposición.

Digamos que el PLD -por asunto de tiempo en el poder- es el responsable principal del clima de “crecimiento económico sostenido” que vive el país. Digamos también, que dicho crecimiento -a su vez y de variadas formas-  genera algún nivel de “desarrollo” y que este evento, sin dudas, gravita positivamente en la vida diaria de todos los dominicanos.

El hecho, incontrovertible, por cierto, está respaldo no sólo por la opinión de los organismos internacionales especializados sino, por la realidad de un presupuesto que, en los últimos veinte años, se ha incrementado hasta un 3,000%; y a consecuencia, una infraestructura se ha levantado, dejando en el olvido los tiempos de “concho primo”.

Pero todos sabemos que desarrollo no implica necesariamente, “bienestar social generalizado”, que debe ser la aspiración de todos los gobiernos del mundo. Y los candidatos, si pretenden jugar un papel honroso en las elecciones de mayo, deben apostar a mejorar lo existente, para completar el ciclo: Crecimiento, Desarrollo y Bienestar.

Paralelamente, hay innúmeras deficiencias. La deuda social del Estado, de los gobiernos y de los partidos con el pueblo dominicano es gigantesca y solamente con el voto responsable empezaremos a reducirla.

Aquí es donde se presentará el elemento diferenciador entre los discursos electorales del uno y de los otros. Y el pueblo está compelido a “separar la paja del trigo”. Si no lo hace, sencillamente, habrá dado “un salto al vacío”.

Yo, personalmente, apuesto a que la gente ordinaria, los ciudadanos de a pie, sabrán distinguir “promesas encantadoras” de “hechos reales”, pues, a pesar del clima de inversión de valores existente, los dominicanos aún conservan la herramienta básica del razonamiento: el sentido común.

¡Vivimos, seguiremos disparando!

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
7 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
luis j liriano
5 meses hace

Me estoy riendo de las cosas suyas tortolo , pero nada de burlas , solo de sus reacciones , como quiera se le quiere , Pero digame usted tortolo , Porque yo me imagino pero no estoy muy seguro , Que carajos busca el grupo SIN y Bernardo vega con la encuesta que salio hoy en los .medios , pero por dios margarita y collado no son candidatos , que es lo que buscan estas gentes con este enfoque ? me imagino que la letra ( V ) anda rondando ahi , y a usted que le parace . usted… Leer mas »

Luis De New York
5 meses hace

Jabalj. Desde cuando tu pueblo limpia trigo? Te olvidate que tu eres Tortolo. Por favor Robles, arroz. Que es parte de tu cultura culinaria.

Rolando Robles
Responder a  Luis De New York
5 meses hace

Es una expresión antiquísima, propiedad de la humanidad; distorsionarla sería una blasfemia. En Mateo 3:12 se usa la expresión. Significa “buscar la verdad”

luis j liriano
5 meses hace

Bueno mi apreciado rolando (tortolo) como que usted me dejo un poco enigmatico con esta de hoy . como que veo que usted esta bajando por una escalera que no fue por la cual usted subio. pero si le voy a decir algo , yo personalmente no creo que necesariamente , las proximas elecciones municipales , no van a definitivamente a definir las de mayo , en mayo habra un escenario bien complejo , esperemos y veremos

Rolando Robles
Responder a  luis j liriano
5 meses hace

Oigame Cocolo, a usted le gusta buscar el pepunte de las cosas. Y esa de que me estoy bajando por una escalera diferente a la que me subí, es sencillamente GENIAL. Leer entre líneas siempre deja satisfacciones íntimas, lo sé.
Gracias

Pepe frias
5 meses hace

Bueno amigo rolando el 20, no es el primero de la década, sino el último de la década que comenzó en el 11 y que terminara en el 20.

Rolando Robles
Responder a  Pepe frias
5 meses hace

Pepe, imagino que sabrás que cuando se trata de “contar”, en especial el tiempo, se comienza en CERO. Por ejemplo, cuando un bebé nace, su edad es CERO años y pasarán 365 días para que el bebé tenga un año. Las personas no nacen con un año de edad, lo cumplen al pasar doce meses respirando fuera del útero de la madre. Como podrás ver, la discusión acerca de cuándo empieza la década, puede tener sentido si hablamos del aspecto lingüístico solamente, pero desde el punto vista de la matemática, no hay ninguna duda de que a contar se empieza… Leer mas »