Viceministro venezolano se reunió en Haití para hacer seguimiento a acuerdos firmados con Venezuela

imagen

CARACAS.- El Viceministro para el Caribe de Venezuela, Raúl Licausi, se reunió este lunes en la República de Haití para hacer seguimiento a los acuerdos logrados por el Gobierno Nacional con el país caribeño.

La información se dio a conocer en la cuenta Twitter del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela @CancilleriaVE.

El pasado 27 de noviembre, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, y el Presidente de Haití, Jovenel Moïse, firmaron convenios en Caracas para fortalecer el sistema agrícola, energético y para financiamientos priorizados en ambas naciones.

Los países mantienen relaciones bilaterales desde hace más de 150 años, lazos que fueron fortalecidos desde la llegada al gobierno del Comandante Hugo Chávez en espacios como Petrocaribe y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América–Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Comparte:
  • David Castillo

    Acuerdos con Ayti, como que ese estado fallido ha cumplido ninguno de los acuerdos que ha firmado con nadie en toda su historia Otro ejemplo de como el que anda con cojo al rato cojea.

  • Dinamismo Visionario.

    Es que Haití no es ningún país, pues no puede sustentar a sus ciudadanos, al igual que no puede hacerlo Venezuela, donde sus ciudadanos han tomado la diáspora, y el caso de los haitianos es peor,pues un pedazo de tierra de 27,000 kilómetros cuadrados en donde no cabe màs gente, y los haitianos se siguen reproduciendo como liebres en territorios que no les pertenecen, como sucede en RD. Este es el cuento de nunca acabar, pues los haitianos no pueden seguir como parásitos, pegados de RD, mientras su odiosa diplomacia vive desacreditando a RD. Es hora de ponerle un stop a Haití, disolviendo esta porquería de aldea y mandar a los haitianos hacia la madre Africa, de donde nunca han debido salir. Haití, como está en esta situación actual, constituye un verdadero peligro para la existencia del legítimo pueblo dominicano, el verdero dueño y propietario de la isla de Santo Domingo.