Pediran bodegas refugien menores amenazados por pandillas

imagen

NUEVA YORK.- Funcionarios electos presentaron este martes una propuesta de ley que obligaría a crear espacios seguros para los jóvenes de las comunidades donde los ‘deli’” están ubicados los ‘deli’ o bodegas.

La legislación requeriría que las pequeñas empresas en todo el estado ofrezcan “refugio” a los menores en peligro.

El senador estatal Luis Sepúlveda y el asambleísta Victor Pichardo se reunieron con la familia del adolescente dominicano, Lesandro (Junior) Guzmán Feliz, asesinado por pandilleros el pasado 20 de junio.

En la reunión, a las afueras del ‘deli’ donde ocurrió el asesinato del joven de 15 años, ubicado en la calle 183, los funcionarios anunciaron la introducción de la legislación “Lugares seguros para niños en peligro”, la cual requeriría que todas las pequeñas empresas llamen a la Policía cuando un niño o joven en peligro pida ayuda.

“Mientras el dueño de la bodega, donde ocurrió el incidente, intentó ayudar y llamó al 911 dos veces, de acuerdo con la Policía, queremos asegurarnos de que cualquier propietario de negocios o sus empleados que se encuentre con una situación que involucre a un menor que haya sido abusado o en peligro tenga el deber de intentar ayudar “, dijo Sepúlveda.

Agregó que “las empresas de la comunidad deben ser refugios seguros para nuestros jóvenes. Deben notificar de inmediato a la Policía”.

Durante la presentación de la propuesta de ley, que se conocerá como “Ley de Junior”, los oficiales dijeron que la propuesta de “Refugios Seguros” también enmendaría la ley de educación para ayudar a crear “Zonas Seguras de Camino a Casa”, haciendo que los funcionarios escolares trabajen con las cámaras de comercio locales para crear caminos seguros hacia y desde las escuelas.

Pichardo, de origen dominicano, expresó que “el asesinato de Junior ha devastado a las comunidades de El Bronx. Aseguramos que junto con otros legisladores haremos más para enfrentar el flagelo de la violencia de pandillas”.

“La seguridad de nuestros niños y familias es siempre primordial y haré todo lo posible para sacar a las pandillas violentas de nuestras calles”, afirmó.

Pichardo y Sepúlveda explicaron que se encuentran trabajando en el análisis de las multas y sanciones que serán determinadas por el comisionado de la Oficina de Servicios para Niños y Familias del estado y que recibirían los negocios con menos de 50 empleados que fallen en proporcionar un refugio seguro para un niño que tuvo un daño físico infligido o está en peligro inminente de tal lesión hasta que lleguen las autoridades.

El proyecto también exigiría equipos de primeros auxilios a las pequeñas empresas.

Comparte: