Propuesta Pública al Gobierno Central y al pueblo de La Vega

imagen
EL AUTOR es diputado por la provincia La Vega.

Por: FAUSTO RUIZ VALDEZ

Por considerarlo de suma importancia para el desarrollo del municipio de La Concepción de La Vega y de la provincia misma, como ciudadano vegano, como exalcalde, como actual representante ante el Congreso Nacional de mis conciudadanos, me permito hacer la siguiente propuesta pública al Gobierno Central encabezado por el Presidente Danilo Medina Sánchez y al Senador Euclides Sánchez, a mis colegas Diputados y a los encargados de los proyectos que se construyen en San Miguel y El Nápoles.

Atendiendo a que los espacios que han sido positivamente intervenidos con la inversión del Estado Dominicano en la Construcción del Parque Lineal El Riíto en el Municipio de La Vega, son en términos sociales, altamente deprimidos, por lo tanto, se hace necesario incluir aspectos complementarios para mejorar los índices de Desarrollo Humano, es decir mejorar la calidad de vida, por lo que proponemos lo siguiente:

Que en el primer nivel de los edificios de apartamentos construidos fundamentalmente en los sectores de San Miguel y El Nápoles, sean dedicados o destinados a uso común, es decir, disponer la instalación de: Una Botica Popular, una Unidad para Medicina Familiar, una Unidad para Atención Primaria en Salud, una Unidad de Servicios Odontológicos, Oficina del Ministerio de la Mujer, Oficina del Ministerio de la Juventud, un Destacamento de la Policía Nacional, un apartamento para la Junta de Vecinos, habilitar algunos apartamentos para Cursos Técnicos Vocacionales, Cursos de Manualidades principalmente para mujeres, tales como: Repostería, Corte y Costura, Belleza, Pintura, Tapicería, Velones, etc.

Todo esto provocaría una dinámica de superación personal y combate a la pobreza, reducción de la delincuencia, del tiempo ocioso y mejoramiento de la seguridad pública. Hacemos esta propuesta llenos de nuestras más sanas y mejores intenciones.

jpm

Comparte:
ALMOMENTO.NET ha decidido publicar los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reservará el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.