OPINION: Visión y concepción de Juan Bosch sobre el PLD

imagen
EL AUTOR es diputado de la provincia de Bahoruco por el PLD y periodista. Reside en Santo Domingo.

POR RAFAEL MENDEZ

El PLD tiene que ser un partido de militantes, y lo primero que se
requiere para ser militante de un partido es aceptar y defender su
posición ideológica sin un titubeo.

Más que cantidad necesitamos calidad, y me refiero a calidad
política. Los partidos no tienen que ser mayoritarios. Lo que tiene
que tener un partido político no es una mayoría de miembros, sino una
gran autoridad moral sobre el pueblo.

En el PLD no necesitamos cientos de miles de miembros sino capacidad
política y mucha capacidad de sacrificio. Representamos una vanguardia
porque nuestros militantes tienen que ser revolucionarios, los que no
son revolucionarios no están políticamente representados por nosotros.

No hay que preocuparse por el porvenir del Partido, que mientras esté
bien dirigido, es decir, mientras no engañe o confunda al pueblo,
mantendrá su autoridad moral sobre él, y autoridad moral quiere decir
autoridad política.

Entonces podemos muy bien caer en el error de creer que un partido es
bueno porque tiene mucha gente que le siga.

Y cometeríamos un error mayúsculo, imperdonable, si olvidado eso nos
pusiéramos a hacer del PLD un partido populista como el PRD bajo el
criterio de que lo que necesitamos es tener un partido grande en
cuanto a número de seguidores en vez de tener un partido fuerte por
sus cualidades, entre ellas por su unidad ideológica, su conocimiento
de los principios políticos que gobiernan a la sociedad y su capacidad
militante para luchar.

Si el crecimiento del PLD produce un cambio positivo en sus
cualidades políticas, no podemos oponernos a su crecimiento; pero si
ese crecimiento es para convertirlo en un partido populista, en un
nuevo PRD, entonces caeríamos en gravísimo error si permitiéramos ese
tipo de crecimiento.

JPM
Comparte: