Cardiólogos tildan de atrevimiento e intromisión convocatoria tabacalera

imagen
Dra. Claudia Almonte, presidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La presidenta y expresidentes de la Sociedad Dominicana de Cardiología calificaron de atrevimiento la convocatoria de la Phillip Morris a médicos de diferentes especialidades a  una conferencia patrocinada por la industria tabacalera en la que se hablará de productos de tabaco menos dañinos para la salud.

La Dra. Claudia Almonte, presidenta del gremio, dijo que rechazan que profesionales de la medicina participen en la actividad programada para este miércoles 11 de julio y que los médicos hagan contacto con las tabacaleras y los exhortó a mantener la unidad.

“El IQOS es un dispositivo que emplea tabaco con nicotina y otras sustancias químicas.  Y no se trata de cambiar un hábito por otro, sino más bien, dejar todo hábito que pueda resultar dañino para la salud, en este caso, la salud cardiovascular”, manifestó.En tanto que el director médico del Instituto Dominicano de Cardiología, Dr. Ernesto Díaz Álvarez, mostró su negativa a la intención de la industria de querer conquistar a los médicos para que respalden su nuevo producto IQOS..

“No importa cómo lo quieran disfrazar, que bota humo o que no, tabaco es tabaco y está relacionado con más de 35 enfermedades muy bien establecidas, entre ellas las enfermedades coronarias, de pulmón y cáncer en la vejiga”, indicó.

Mientras que el Dr. Pedro Díaz, expresidente de la entidad, dijo que la industria tabacalera sabe y debe tomar en cuenta que la política de cardiólogos y neumólogos es la de no promover el tabaquismo.

“Aunque la industria tabacalera habla de un nuevo producto que no produce combustión, de igual forma se trata de nicotina, responsable de causar cáncer de pulmón, hipertensión y enfermedad coronaria”, dijo.

El Dr. Donaldo Collado expresó que es un atrevimiento de la tabacalera invitar a especialistas de la medicina a una conferencia para hablar de un producto que quieren presentar como una solución al tabaco tradicional.

Dijo que se sabe que eso no es cierto, pues cuando la tabacalera utiliza la expresión menos nocivo está empleando una frase mercadológica que muestra que su producto no deja de ser dañino para la salud.

Comparte: