Plantean legalizar consumo marihuana en destinos turísticos México

imagen
Vista aérea parcial de Cancún

CIUDAD DE MEXICO.- El secretario de Turismo de México, Enrique de la Madrid, planteó que se debería legalizar el consumo de marihuana en los dos principales destinos turísticos de México, Baja California Sur y Quintana Roo, como una medida para combatir el aumento de la inseguridad en estas zonas.

“Si queremos resultados diferentes tenemos que adoptar medidas diferentes”, ha asegurado al término de una conferencia De la Madrid, quien ha puesto el ejemplo de California, que desde principios de año se ha convertido en el mayor mercado de venta legal de marihuana del mundo.

“México es tan grande y tan diverso que deberíamos empezar a hacer ciertos ejercicios diferenciados, como en Estados Unidos”.

“Es un absurdo que como país no demos ya este paso. Pero si al país todo le cuesta trabajo, me gustaría ver qué se puede hacer en Baja California Sur y Quintana Roo, que no tienen por qué ser víctimas de la violencia y de un trato inadecuado al tema de las drogas en México”, ha añadido el secretario, miembro del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y uno de los colaboradores más cercanos al presidente, Enrique Peña Nieto.

Horas después, a través de su cuenta de Twitter, De la Madrid aseguró que sus declaraciones eran “una reflexión a titulo personal, basada en análisis y estudio del tema por muchos años”.

La propuesta de De la Madrid, no obstante, se antoja poco menos que quimérica. Para legalizar la producción y el consumo de marihuana en los dos Estados turísticos se debería modificar la Ley General de la Salud, que trasciende a los intereses que pudieran tener las autoridades de Quintana Roo o Baja California Sur, que sí podrían aliviar las sanciones relacionadas al consumo de marihuana.

El planteamiento del responsable de Turismo de que la legalización ayudaría a rebajar los niveles de inseguridad es también cuestionable. Baja California Sur ha registrado en los últimos cinco años un aumento de los asesinatos de más del 400%: pasando de 35 homicidios en 2012 a 560 en 2017.

Otra joya turística, Cancún, en Quintana Roo, ha pasado de 86 homicidios en 2016 a 220 en 2017, casi el triple. Cuestionado sobre si lo que quiere es fomentar un turismo de cannabis, como el caso de Holanda, el responsable de Turismo fue tajante: “Ya la traen [la marihuana], ya la compran. Pero eso no justifica que un consumidor vaya a la cárcel porque consuma marihuana, o que sea sujeto de extorsiones. Es un absurdo, sobre todo con una droga que científicamente menos dañina que el alcohol o el tabaco”.

JPM

Comparte: