OPINION: La identidad del PRM

imagen
EL AUTOR es político e historiador. Reside en Santo Domingo.

 

 

Uno de los problemas más serios que confronta el PRM es definir su identidad ideológica. Sin embargo, hablar de ideas políticas en un mundo aparentemente exento de ideologías   parecería un contrasentido, pues el pragmatismo se presenta en las organizaciones políticas como la solución para ganar el corazón de amplios sectores sociales.

 

Nada más falso. La lucha de ideas contrapuestas sobre la forma y el contenido para alcanzar los cambios sociales siguen formando parte de la coraza que cubren y definen a las organizaciones y sus líderes y que sirven de atractivo para que los pueblos lo sigan.

 

El ejemplo más evidente de eso lo tenemos en la actual oleada mundial de ideas conservadoras que recorre el mundo, siendo los casos  de la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos  y el auge de Marine Le Pen en Francia símbolos de esas ideas. Pero, también observamos  el ejemplo del fundamentalismo islámico cargado de concepciones religiosas extremistas, que al igual que las conservadoras pretenden salvar al mundo. Para no hablar, además, de los prejuicios raciales y otras concepciones que impregnan la mente de la gente por todos los confines de la tierra.

 

Por tanto, la ideología sigue formando parte de la realidad social y en el plano nacional lograr la identidad es de suma importancia. El PRM, formalmente una organización social demócrata,  en los hechos,  su actual membresía no conoce los principios básicos de esta doctrina, sus orígenes históricos y el estado actual de la misma en la esfera internacional.

 

En tal sentido, identificarnos es un objetivo muy importante. Esto así porque la misma nos diferenciaría de otras organizaciones por los sectores sociales a los que le prestamos mayor atención para su integración a nuestras filas, por los objetivos programáticos que pretendemos alcanzar en lo económico, social y político y por la  adhesión a determinadas corrientes políticas  internacionales.

 

Otros aspectos  también adquieren significación  para la identidad, como son la actitud ante  los Estados Unidos de América, frente a Haití y a los problemas candentes de América Latina y del Medio Oriente.

 

Y en el plano interno tomar posición sobre temas  como el problema de género, el  aborto, la comunidad homosexual y la droga, entre otros.

En los aspectos económicos y sociales revisten  interés  la posición ante la educación, la salud, seguridad Social, la energía eléctrica, la corrupción, la  delincuencia y el narcotráfico.

 

Definir todo esto es vital. Y si a  eso le agregamos el tipo de estructura organizativa que debemos abrazar donde se privilegie la democracia interna,los méritos, la experiencia, la capacidad y la honestidad personal tendríamos un cuadro de conjunto que diferenciaría al PRM de otras organizaciones.

 

Reflexionemos sobre estos problemas.

amauryjustoduarte@hotmail.com

JPM

Comparte: