OPINION: Cumbre del Foro Económico Mundial 2018

imagen
EL AUTOR es Master en Gestión y Políticas Públicas. Reside en Santo Domingo

Fue celebrada la Cumbre del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza donde fueron invitadas más de 3 mil personas, en total 70 países, 900 directores de empresas y 340 líderes políticos, constituyendo esta reunión una esperanza para la humanidad en términos de Paz, riqueza y prosperidad mundial. Sus pláticas estuvieron enfocadas en el tema de cómo crear un futuro común en un mundo fracturado.

El Foro Económico Mundial reúne a la Elite del Ámbito Económico de los cinco Continentes. Se destacó la presencia  por primera vez un presidente en funciones de los Estados Unidos de Norte América desde hace 20 años, esta vez Donald Trump, conjuntamente con los líderes de Francia, Gran Bretaña, Italia, Alemania, Brasil, Canadá, India y Estados Unidos.

Se incluyeron temas como: La ciberguerra y el uso de la tecnología, el cambio climático; La Alianza para un transporte sustentable; Autos Eléctricos y Energía Renovable, El futuro del Europa, La visión sobre la economía de Brasil, la agenda del G20, la relación entre la Unión Europea y Gran Bretaña; la necesidad de evitar una guerra o confrontación total y el informe sobre las perspectivas de la economía mundial.

Los críticos aseguran que la Cumbre no cumple con su potencial, pese a reunir algunas de las personas más poderosas; pues los asistentes no trabajan para resolver los principales problemas mundiales y por el contrario se mantienen enfocados en realizar negocios.

Este evento no solo es de política y economía global, si no que también es de diversión y de descorche de los mejores vinos, Champán, Coñac, Wiskis, Caviar; Música y enamorados embriagados y sedientos de disfrutar al máximo las virtudes que dan el dinero y el poder. En un arranque de deseos gozan las canciones de Enrique Iglesias y hasta los shelfis con el artista.

Dentro de los temas que se consideran más importantes que se trataron,  fue el informe del fondo monetario internacional a través de su directora Christina Lagarde donde presenta la proyección del crecimiento del PIB para los años 2018 y 2019 y el estudio sobre el índice de desarrollo inclusivo (IDI) que mide once dimensiones del progreso económico además del PIB para países desarrollados y en proceso de desarrollo.

Resulta interesante conocer las personalidades que asistieron, entre ellos el primer ministro Justin Trudeau de Canadá, Ángela Merkel Canciller de Alemania, Emmanuel Macron de Francia, el Rey de España Felipe VI; el primer ministro Italiano Paolo Gentilone, el primer ministro de Grecia Alexis Tsipra, primera ministra de Noruega Erna Solberg, el primer Ministro de Inglaterra David Cameron, el Secretario general de ONU Antonio Gutierres, Mauricio Macri Presidente de Argentina, Juan Manuel Santos de Colombia y Danilo Medina de Republica Dominicana, entre otros.

Christine Lagarde presentó un análisis de los hallazgos de la última edición de las perspectivas de la economía mundial del FMI. En su actualización anterior, publicada en octubre de 2017, el FMI proyectaba un crecimiento mundial de 3,7% en 2018, con el desempeño positivo de la zona euro, Japón y las naciones emergentes en Asia y Europa compensando las revisiones a la baja para EE. UU. y el Reino Unido.

Todos los indicios apuntan a un continuo fortalecimiento del crecimiento económico global, dice la directora del FMI, Christine Lagarde.

Lagarde dice que debemos sentirnos alentados, pero no satisfechos. ¿Por qué? Porque demasiadas personas aún quedan fuera de este crecimiento. Alrededor de una quinta parte de las economías en desarrollo y emergentes sufrieron un descenso en su ingreso per cápita en 2017.

En primer lugar, los responsables de la formulación de políticas deben utilizar estas circunstancias para realizar las reformas estructurales o fiscales que son demasiado difíciles de hacer en tiempos más difíciles. En segundo lugar, el crecimiento debe ser más inclusivo, no solo entre países, sino también dentro de los países. Finalmente, necesitamos una sólida colaboración global para luchar contra la corrupción, mejorar las condiciones para el comercio, detener la evasión fiscal y prevenir un cambio climático catastrófico.

Los pronósticos de la Economía Mundial son esperanzadores para la Republica Dominicana ya que la Economía de su principal socio económico, que son los Estados Unidos de Norteamérica crecerá en el 2018 y seguirá creciendo en el 2019.

Pues como se conoce la economía de la República Dominicana seguirá creciendo desde 5.5% hasta 5,8% según el FMI y se espera que haya una mayor inclusión social.

of-am

Comparte:
  • aalinareyes

    No entiendo como es que la economia crece y el pueblo cada dia con mas miseria.