Algunas preguntas a Ramfis Domínguez Trujillo y a Quique Antún

imagen
EL AUTOR es escritor y político. Reside en Nueva York.

Federico Augusto (Quique) Antún Batlle es un petromacorisano reformista de toda la vida, al igual que lo fue su padre, el señor Federico Antún Abud (de origen libanés).  Quique, político e ingeniero, ha sido candidato a presidente de la República por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y hoy funge como presidente de ese Partido.

Sobre el Quique Antún político, reformista y exfuncionario del Banco Nacional de la Vivienda (BNV), varios diarios nacionales a partir de 2004, reseñaron lo siguiente: Cuando Quique Antún asumió la gerencia general del Banco Nacional de la Vivienda (BNV), encontró una nómina de 9.5 millones de pesos al mes, pero durante su gestión fue llevada a 50 millones, sin que hubiera aumentado la cartera de préstamos.  Durante ésta gestión, el BNV llegó a tener 33 subgerentes generales; treinta más que los encontrados, que eran tres, tal como manda la Ley que regula esa entidad bancaria.

La historia de la gerencia de Quique Antún en el BNV revela, que estuvo dedicada más a “labores sociopolíticas”, que a las bancarias. Muchas donaciones, asistencia social y un Consejo de Administración de altos dirigentes reformistas, fueron las características de su gestión.

Finalizando la gerencia de Quique, el banco estaba en proceso de quiebra, pese a ello, Quique repartió más de 106 millones de pesos, más otra partida de 58 millones de los fondos, entre los funcionarios políticos de su Partido Reformista, cosa que hizo bajo un “Plan Complementario de Pensiones y Jubilaciones”, hecho a la medida del pequeño grupo mencionado.   De esos millones, Quique Antún se auto- asignó más de 12 millones de pesos.  Concomitante con esta repartición, se auto-asignaron pensiones privilegiadas equivalentes al 100% de los jugosos sueldos devengados.

Para remate y como premio mayor, Quique Antún, pese a la quiebra ya señalada del banco, le concedió a su hermano, Eduardo Antún, un préstamo de 96 millones de pesos para que la empresa (Efi Business Corporation), ampliara su negocio de harina, empresa de la cual Quique es copropietario junto a su hermano.

Pregunta: Señor Quique Antún, el pueblo quiere saber, si por lo menos, ese préstamo de 96 millones está siendo pagado con los intereses correspondientes como es debido. Infórmenos por favor.

Punto dos…

Siendo Quique Antún en el 2004 gerente general del Banco Nacional de la Vivienda (BNV), y Ramfis Domínguez Trujillo no sé qué, ambos armaron un proyecto para construir viviendas a bajo costo.  Para este proyecto se le desembolsaron cinco (5) millones de dólares a ese nieto de Trujillo, sin que hasta la fecha se haya construido una sola vivienda de esas, y sin que se sepa nada del destino ese dinero, hoy equivalente a casi 250 millones de pesos.

 

Pregunta: Señor Quique Antún, señor Domínguez Trujillo, ¿que nos pueden decir ambos de este caso? ¿Qué ha pasado con esas viviendas? ¿Qué destino tienen esos cinco millones de dólares?  Dado que esta operación puede poner en duda la honradez, principalmente la del señor Trujillo, seria sano, conveniente y de lugar que usted señor Domínguez Trujillo, aclarara este asunto, que puede dar lugar a malas interpretaciones.  Por ejemplo, la gente puede pensar, que usted, aún sin ser presidente, ya le ha dado un tumbe al país, entonces, ese mismo pueblo puede suponer, ¿qué no haría usted, si por casualidad llegara a presidente de la República?  ¿Estamos?

 

Punto tres

Ramfis Domínguez Trujillo, nieto del satánico Trujillo, a finales de 2010 diligenció junto a Leivin Guerrero diputado perredeista por San Cristóbal, que se aprobara un proyecto de ley para crear en dicha provincia el “Museo Trujillo”.  Textualmente, este proyecto, dizque tiene por objeto, la recopilación, organización, investigación y difusión de los bienes del patrimonio tangible e intangible de la nación relativo a esta etapa que se extendió desde el 1930 hasta el 30 de mayo de de 1961; pero en su penúltimo párrafo, (por cierto escrito en letras muy pequeñas), establece que todos los bienes que a la caída de Trujillo, estuvieren a nombre de  ese sátrapa, incluyendo los vendidos y expropiados, pasarían a ser administrados, por la fundación, cuyo presidente era y es Ramfis Domínguez Trujillo.

 

Pregunta: señor Ramfis Domingo Trujillo, ¿puede usted aclararnos cuales son las razones de incluir esa cláusula en este proyecto y en letras casi ilegibles a simple vista?  Explíquenos, ya que la misma parece la táctica para un “tumbe sutil” que le facilitaría hacerse de los bienes que su abuelo le había robado al pueblo dominicano.  Dado que usted está aspirando a la presidencia de la República, proclamando acabar con la corrupción y la impunidad, es lógico, que entonces, usted demuestre con los hechos, que no es corrupto ni que juega a la impunidad.  Señor Domínguez, recuerde que ya el pueblo está “chivo” con usted, por el caso de los cinco millones de dólares aludidos que lucen esfumados del erario, pero como retenidos en sus bolsillos. Con esta aclaración, también se descartaría el mote, “Rafles” (el ladrón de la mano de seda), que ya mucha gente, por debajo le está etiquetando, al conocer estos hechos.  Por similares razones, este pedimento también va para el honorable gallero Quique Antún.

Para finalizar, unas peticiones: el pueblo y yo deseamos ansiosos que nos aclaren si estos hechos, son ciertos o calumnias.  Además, queremos saber cómo y cuándo nació tan estrecha amistad entre Ramfis y Quique, y si entre ambos se contempla un proyecto presidencial común para el 2020.

A mis lectores, y a los dos protagonistas de este trabajo (honorables Quique Antún y Ramfis Domínguez), les dejo la palabra

Comparte: