NY agiliza proceso de registro de votantes en sus cárceles

imagen

NUEVA YORK (EFEUSA).- La ciudad de Nueva York anunció hoy que ha comenzado por primera vez en su historia un proceso para agilizar la recogida y entrega del registro de personas en instituciones correccionales que tengan derecho a votar.

La iniciativa, que llevan en conjunto la Junta Electoral, la Junta de Financiación de Campañas y Legal Aid Society, busca aumentar el número de votantes en las cárceles evitando que estos documentos electorales sean manejados con el resto de la correspondencia, como parte de las medidas de seguridad, y lleguen tarde a su destino.

En su lugar, los documentos serán recogidos por personal designado, para garantizar que estén a tiempo en la Junta Electoral y cumplan así con las fechas límites establecidas para los comicios locales, estatales y federales, señala un comunicado de la alcaldía.

Una de esas fechas es la del 6 de septiembre, último día para el envío por correo del registro de votante y para solicitar el voto ausente, de cara a las elecciones de noviembre.

“El derecho al voto debe ser ampliado y protegido en nuestra ciudad. Aplica a todo el mundo y eso incluye a las personas bajo custodia”, dijo el alcalde Bill de Blasio en el comunicado.

Aumentar el voto en las cárceles del Departamento de Corrección es parte de su iniciativa “Democracy NYC”.

En su mensaje sobre el estado de la ciudad el pasado febrero, De Blasio afirmó que fortalecería la democracia mejorando la forma en que Nueva York lleva a cabo las elecciones y motivando a más participación cívica.

Dijo que pondría en marcha políticas para hacer de Nueva York “la más justa de las grandes ciudades” del país.

“Debemos redemocratizar la sociedad que está perdiendo su camino”, dijo en ese entonces.

Legal Aid Society lleva a cabo la campaña de orientación sobre quiénes cualifican para votar, el registro y sobre los candidatos.

El pasado lunes registró a más de 50 personas y continuará el proceso los próximos 13, 20 y 27 de agosto.

“La encarcelación no define a estos individuos que tienen derecho a expresar su opinión y merecen ser escuchados como cualquier otro”, afirmó el abogado Anthony Posada, del grupo Community Justice de Legal Aid, que supervisa el proceso de registro de votantes.

Según la ley de Nueva York, una persona que esté en libertad condicionada o en una institución penal que haya sido acusado de un delito grave no puede votar. Tampoco puede hacerlo la persona que haya sido declarada incapacitado mental por un tribunal.

El Departamento de Corrección de la ciudad administra 14 instalaciones que incluyen a Rikers Island, donde se concentra la mayor población reclusa, aunque muchos allí están en espera de su juicio. 

Comparte: