Ministro de Hacienda: Buen manejo cuentas fiscales impulsa crecimiento

imagen
Donald Guerrero.

SANTO DOMINGO. Enfocarse en el buen manejo de las cuentas fiscales, el desarrollo del sector financiero y la transparencia de los procedimientos y los estándares de eficiencia ha permitido que la República Dominicana logre notables avances en el fortalecimiento institucional del sector público.

Así lo aseguró el ministro de Hacienda, Donald Guerrero Ortiz, quien explicó que para alcanzar esa meta, las autoridades tuvieron que hacer esfuerzos a fin de lograr un país comprometido con la sostenibilidad económica, como principio fundamental para concretar la consolidación fiscal y el desarrollo de mercados líquidos y confiables.

“Este compromiso con la estabilidad y el crecimiento inclusivo durante el Gobierno del Presidente Danilo Medina, nos ha llevado a un crecimiento anual promedio de 6.2% en el período 2012-2018, acompañado de una disminución de la pobreza de más de 15 puntos porcentuales”, precisó el funcionario.

Al pronunciar las palabras de apertura del III Seminario Regional “Gestión de Riesgos para el Sector Público: Desafíos y Oportunidades para el Manejo de la Deuda en un Entorno Global Volátil”, Guerrero Ortiz señaló, sin embargo, que aún quedan muchos desafíos por enfrentar si se observa la alta volatilidad de los mercados y la incertidumbre que existe a niveles geopolíticos.

Planteó que se hace cada vez más importante contar con estrategias de financiamiento diversificadas que “nos permitan garantizar la continuidad de las políticas de desarrollo de nuestros países”, tras indicar que los gobiernos “debemos ser eficaces en la gestión de nuestras fortalezas y oportunidades”.

En ese contexto, instó a los participantes en el seminario de gestión de riesgos en el ámbito financiero a aprovechar ese espacio para consolidar su aprendizaje y experiencias “en aras de encontrar alternativas eficientes de financiamiento en las mejores condiciones del mercado para ofrecer así, soluciones concretas a los países de la región”.

A su juicio, el desafío es “fortalecer una estrategia de gestión de deuda que permita mitigar los riesgos fiscales o contingentes, tanto los asociados a los mercados como a los no vinculados directamente a estos, pero que representan un alto riesgo para las finanzas públicas”.

Comparte: