OPINION: La banca y la IV revolución industrial

No obstante los grandes fenómenos naturales, económicos, políticos y sociales por los cuales ha transitado y continua transitando la humanidad esta no se detiene en la búsqueda incansable de alcanzar su desarrollo como especie viviente, dinámica, amante de los cambios, en búsqueda de su crecimiento material y espiritual, en búsqueda de conocer sus verdaderos origines y en constante búsqueda de encontrar la fuente de la eterna juventud.

Ante esta búsqueda el hombre ha transitado por varias eras, etapas o estadios históricos pasando de un modo de producción a otro sin que ello implique un desarrollo pleno de cada uno de estos ya que durante su desarrollo arrastran rasgos de los anteriores modos.

La humanidad transitó por la edad primitiva o antigua, la edad media, la edad moderna y contemporánea, y políticamente por el comunismo primitivo, el feudalismo, el socialismo, el capitalismo y los  regímenes políticos: democrático, parlamentario, monárquico, republicano, aristocrático, totalitario, autoritario, islámico y oligárquico, con estos cambios conforme algunos teóricos de estos tópicos, la humanidad atravesó por las revoluciones tecnológicas: agraria, industrial e informática, esta última considerada como la tercera revolución.

Informaciones que trae la enciclopedia Wikipedia, hoy en día se afirma que la Humanidad está en la antesala de una cuarta revolución industrial, la neurotecnológica, la cual se caracteriza por el empleo a gran escala de la inteligencia artificial y las redes neuronales.

Conforme vaticina Klaus Schwab, autor del libro “La cuarta revolución industrial, la revolución tecnológica modificará la forma en que se vive, se  trabaja y se relaciona. 

La transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado ante, marcado por la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas.

El impacto de la revolución tecnológica se relaciona directamente con un cambio en el modo de vivir del ser humano, en la cultura, costumbres, etc.

Un resultado directo de las revoluciones tecnológicas es el desarrollo de los millenials o generación marcada fuertemente por la era del conocimiento.

Los impactos de cada revolución se diferencian por varios aspectos, uno de ellos es la velocidad en el cual se efectúan sus consecuencias, el caso en la actualidad del internet, la nanotecnología, el intercambio celular, entre otros, cuyo desarrollo no ha tomado más de 40 años.

El impacto que ha generado la revolución Industrial y la Revolución Digital en la actualidad se relaciona directamente con el auge económico, social y tecnológico de China e India, estas economías del mundo han dejado el mundo rural y se han ido incorporando las Tecnologías de la información y comunicación como principal competencia en materias de desarrollo. Gracias a esta estrategia, Shanghái , Pekín , Tokio entre otras ciudades se han convertido en los centros tecnológicos del mundo.

La revolución tecnológica además de suponer grandes cambios sociales, sobre todo en nuestra forma de comunicarnos, también propone dos elementos importantes:

Primero, como lo propone Global Priorities Project, de las Universidades de Oxford y Cambridge, en su texto “Unpresented tecnologic risks”, existen en la actualidad amenazas antes inexistentes y sumamente peligrosas que nacieron a raíz del desarrollo tecnológico.

Ellos proponen cuatro centrales: suplementos biológicos sintéticos (entiéndase armas biológicas, biowar); ingeniería geológica, es decir la manipulación del clima; autoproducción, es decir, creación de productos propios que no están dentro de la producción de una empresa, ejemplo: impresoras 3D; Inteligencia Artificial.

Otro tema que dejan en entredicho, pero que es fundamental, es la amenaza nuclear y de bombas de hidrógeno.

Estos temas centrales suponen para el Global Priorities Project, la cúspide máxima del riesgo para la humanidad arraigada en el desarrollo tecnológico.

La semana pasada el administrador general del Banco de Reservas de la República Dominicana, señor Simón Lizardo Mezquita, pronunció un discurso en el marco del Segundo Desayuno Empresarial Banreservas, en un hotel de esta capital, en el que reseñó la importancia de que la banca nacional y otros sectores se pongan a tono con los cambios que hoy se operan a la luz de la inteligencia artificial.

En ese sentido se citan las siguientes ideas del señalado discurso donde el señor Mezquita hizo hincapié de la importancia que tendrá un fenómeno que probablemente impactará de forma permanente las economías, la denominada Cuarta Revolución Industrial.

“Este cambio de paradigma está caracterizado por la fusión de tecnologías digitales y físicas, como son la robótica y la inteligencia artificial, que junto al análisis de bases de datos masivas o BIG DATA, está influyendo en la eficiencia operativa de las empresas, la productividad de los trabajadores, la interacción entre gobiernos y ciudadanos, y otros aspectos sociales”.

“Dicha revolución ha venido acompañada de un importante desplazamiento generacional, me refiero al surgimiento de los Millennials, quienes están impactando de forma disruptiva la demanda de bienes y servicios en todas las industrias.

“Se trata de una generación de nativos digitales que esperan que las empresas se anticipen a sus necesidades, demandando bienes y servicios basados en perfiles individuales, y exigiendo que su relación de negocios ocurra a través de sus plataformas digitales preferidas”.

“Pocos hallazgos ilustran mejor el impacto que están teniendo sobre la industria: los millennials, prefieren ir al dentista, antes que a una sucursal de un banco”.

“La 4ta Revolución Industrial representa un puente entre las exigencias de los nativos digitales y los modelos tradicionales de negocios”.

“En su más reciente encuentro, el Foro Económico Global presentó algunos pronósticos que ilustran cuan disruptiva podría ser dicha revolución:

“En el sector transporte, estiman que para 2025, más de la mitad del tránsito terrestre mundial ocurrirá vía aplicaciones para compartir vehículos; mientras que en Estados Unidos, 1 de cada 10 automóviles carecerán de conductores. Además, esperan que surja la primera ciudad de más de 50,000 habitantes sin necesidad de semáforos”.

“En la industria financiera, la inteligencia artificial será la clave para detectar fraudes, a la vez que proveerá asesoría financiera basada en perfiles personalizados, según las etapas del ciclo de vida del cliente”.

“En el sector retail, el uso de BIG DATA hará del modelo de negocios de “primero compra y luego entrega”algo obsoleto; la tecnología predictiva permitirá identificar la necesidad del cliente antes de que este la revele, dando paso a un modelo de “primero entrega, luego compra y retorna lo que no desees”.

“En cuanto a manufacturas, las empresas deberán diferenciarse no sólo en el producto que ofrecen sino también en la experiencia de cliente: Saber qué compraron y, según su patrón de uso, predecir cuándo requieren algún reemplazo”.

“A nivel corporativo, estiman que para 2025, en Estados Unidos 1 de cada 3 auditorias se realizarán utilizando inteligencia artificial y, más controversial aún, que la primera máquina con inteligencia artificial formará parte de algún Consejo de Directores”.

“Algunas de estas innovaciones podrían parecer descabelladas, y lejos de tener impacto sobre alguna de nuestras industrias. Pero vale la pena recordar que hace apenas diez años UBER no existía, y su impacto sobre la industria automovilística, los gremios de transporte, nuestro sentido de propiedad e incluso nuestros patrones de consumo, no debe ser subestimado”.

“La 4ta Revolución Industrial también trae consigo la cadena de bloques, comúnmente conocida como Blockchain, que permite la creación de sistemas monetarios descentralizados, que podrían representar un desafío para administradores tributarios y otras autoridades gubernamentales en la medida que aumente su adopción”.

“Estas perspectivas han llevado a Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Global, a opinar: “vivimos en un tiempo de gran peligro, pero de grandes promesas”

“En la medida en que el sector privado se adapte oportunamente a estos cambios, aprovechando estas tecnologías para obtener mejoras en eficiencia y, sobre todo, crear nuevos modelos de negocio, podrá mantener ventajas competitivas”.

Sigue diciendo el señor administrador de Banreservas: “el sector público tiene la tarea de diseñar marcos regulatorios que permitan capturar los beneficios de estas tecnologías y garantizar las oportunidades que ofrece dicha revolución.

“Los gobiernos están llamados a formar esta nueva fuerza laboral y prepararla para los cambios que se avecinan. De ser diseñadas en coordinación con el sector privado, estas iniciativas contribuirán a potenciar el desarrollo económico de sus mercados”.

“La velocidad en la que ocurrirán muchos de estos cambios depende en gran medida del orden económico global”.

“Hoy Estados Unidos cuenta con una Reserva Federal renovada, una política fiscal más clara y una política comercial más incierta; políticas que a su vez podrían impactar el desempeño de la economía dominicana”.

Como se puede leer en el  discurso del señor Simón Lizardo Mezquita, administrador del Banco de Reservas y las ideas y paradigmas planteados en estas reflexiones los cambios visionarios que ya se están operando  no están lejos de dominar todos los sectores que conforman la economía del país.

De manera que se hace urgente que los agentes económicos del país, especialmente las instituciones que conforman el sistema financiero nacional, no escatimar esfuerzos en hacer los aprestos de lugar para ponerse a la vanguardia de los cambios que se operarán en todos los aspectos de la vida del dominicano a la luz de la IV Revolución Industrial.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

JPM

Comparte: