El concepto periodismo en “La Tapa”

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Estados Unidos.

Una de las grandes confusiones de la inmensa mayoría de periodistas, a partir de la batalla mediática que vivimos hoy en día, es considerar que su papel radica en la defensa de las ideas, las directrices, y sobre todo, los intereses económicos de los patrones o propietarios de los medios de comunicación, sin tomar en consideración que“cuando distorsionamos o callamos la verdad, incurrimos en la mentira y perdemos todo principio de libertad”.

 

Al parecer no se ha comprendido bien en esta importante profesión de periodistas de la prensa privada como gubernamental, la diferencia que existe entre ser un actor político y ser un suscitados de lo político. El actor político, nos dice Rubén Darío Buitrón, intenta incidir, influir o presionar al poder político para conservar o incrementar sus cuotas de poder al interior de las esferas económicas, financieras y comerciales.

 

Si valoramos el ejercicio del periodismo como una profesión de servicios, no así para servirnos, podríamos decir que hoy día se desarrolla el papel de periodista suscitador, provocador y agitador con una posición política, porque cuando observamos la ética y responsabilidad de ejercer la práctica periodística de manera profesional no podemos olvidar que la actitud de este profesional de la comunicación debería ser equilibrada, honesta, contrastada y estrictamente apegada a la verdad.

 

Es en ese terreno lleno de insectos que carcomen la moral que no hemos querido caer durante los más de treinta años que tenemos ejerciendo el periodismo reporteril y de opinión.

 

El pasado sábado 7 de abril del 2018 pusimos a circular nuestra primera obra literaria, en la cual dejamos constancia de la mayor parte de los artículos que hemos publicados en el portal periodístico Almomento.net y que titulamos “La Tapa”, visto que los presidentes latinoamericanos tapan todos los actos de corrupción que cometen sus funcionarios.

 

El concepto periodístico de “La Tapa” es un legajo literario que consta de 180 páginas y 52 artículos de opinión, los cuales versan sobre la corrupción administrativa en América Latina, principalmente en República Dominicana, donde desnudamos la grave situación que impera en el país con el tráfico ilegal de haitianos, producto de la corrupción administrativa, un enclave de que “la corrupción es un cáncer que corrompe todas las esferas del planeta tierra y carcome los corazones del ser humano”.

 

Ser lo más objetivo posible en los escritos que publicamos ha sido el norte de nuestra trayectoria periodística, siempre en busca de la verdad. A pesar de que no hay verdad absoluta, pero entendiendo que la verdad siempre estará por encima de la mentira.

 

El ejercicio de periodista no es una profesión común y corriente, porque requiere de estudios continuos, investigación y actualización constante, para no caer en subjetividades cuando convertimos los detalles que nos sirven las fuentes en noticias y la presentamos a los lectores, radioescuchas y televidentes.

 

El periodismo es la profesión que sustenta a los pueblos y sus habitantes, siempre que actuemos con transparencia y apego a la ética, la moral, las buenas costumbres y el cumplimiento de las leyes.

 

Debemos empoderarnos y cambiar la forma de generar información, porque los profesionales del periodismo de hoy en día sólo cubren las fuentes y publican noticias interesadas, pero no tienen olfato para investigar los hechos que conmueven a la colectividad.

 

El periodismo de hoy es tan gelatinoso que actualmente las informaciones que nos ofrecen la mayoría de los periodistas se contradicen  instantáneamente y el común denominador de las personas no sabe quién tiene la verdad.

mbaezjj@gmail.com

JPM

Comparte:
ALMOMENTO.NET ha decidido publicar los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reservará el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.