Corea del Norte y la Paz Armada

imagen
El autor es abogado. Reside en Santo Domingo

Por CRUGELL MARIANO ZORRILLA

.-Este fin de semana Corea del Norte ha agregado un elemento a la crisis internacional existente entre esta nación y los Estados Unidos. La detonación de un nuevo ensayo nuclear por este país (el sexto y el más potente hasta la fecha) agrega un ingrediente más al ya complicado ajedrez geopolítico de la región. La semana pasada, Corea del Norte disparó un misil que sobrevoló Japón, acto que fue condenado inmediatamente por la comunidad  internacional.

Ninguna de estas condenas, incluidas las del presidente de los Estados Unidos que ha sido de las más severas hasta la fecha, ha logrado disuadir al régimen, que en este momento se muestra reacio a aceptar cualquier opción planteada y peor aún ha proseguido, según parece, con su programa nuclear, el cual ha sido duramente criticado por la comunidad internacional.

Sin lugar a dudas el mensaje es confuso, el país más hermético del mundo se enfrenta a una nueva serie de sanciones y un aislamiento aún más profundo. En declaraciones vía Twitter, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su país se plantea cortar lazos económicos con cualquier país que mantenga relaciones diplomáticas con Corea del Norte, aun así esto no parece amedrentar al régimen.

La realidad, sin embargo, es que la aplicación de medidas de este tipo parece poco probables. El principal socio comercial de Corea del Norte es China, la segunda potencia comercial del mundo, la cual con asiento en el consejo de seguridad podría vetar cualquier medida de este tipo en su contra. La reunión ayer del consejo de seguridad podría definirse como incendiaria. La embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, NikkyHaley, y el embajador Chino LiuJiley quien en tono de advertencia dijo “No permitiremos que haya caos y guerra en la península de Corea”. ha reportado la prensa internacional, proponer junto al embajador ruso, la suspensión por suspensión, lo que significa el compromiso de Corea del Norte a cancelar sus ensayos nucleares y de misiles a cambio de que Estados Unidos y Corea del Sur no lleven a cabo más maniobras militares conjuntas.

Por otro lado, el presidente ruso Vladimir Putin ha comentado que la histeria militar por el programa nuclear y de misiles de Corea del Norte podría llevar a una catástrofe planetaria. Agregando a sus comentarios que dicho país posee diferentes tipos de armas por lo que no sirve de nada instalar un sistema antimisiles. Putin también se ha mostrado contrario a la aplicación de sanciones por considerarla inútil e ineficaz.

La crisis parece estar lejos de resolverse. Un movimiento en falso y la guerra a gran escala podrían estar garantizada. Estados Unidos ha advertido que la respuesta militar es una opción, aunque por otro lado parece poco probable que esté dispuesto a enfrentar a China con un ejército numeroso y bien equipado y con un arsenal que podrían llevar el planeta a un holocausto nuclear. La historia ha mostrado, en dos ocasiones aunque más recientemente en 1950, que una invasión militar en Corea del Norte conlleva un riesgo enorme por lo que significa para los Chinos tener un conflicto liderado por un país occidental a las puertas de su nación.

La salida a esta crisis deberá ser la opción diplomática, el problema es que las potencias han empezado a mostrar su imparcialidad y la desconfianza se apodera del ambiente. Como consejo, deberíamos estudiar la paz armada  (1871 -1914) previo a la primera guerra mundial y evitar cometer los mismos errores.

JPM

Comparte: