La directiva de seguridad y defensa nacional

 

 

El entendimiento básico y generalizado de la importancia de la seguridad como garantía del bienestar de los ciudadanos y de la estabilidad del propio Estado es imprescindible, visión que solo es posible articularla a través de una estrategia que defina un marco de referencia global que lo abarque todo en materia de seguridad. Debe contemplar las singularidades de los riesgos y amenazas a los que se enfrenta el Estado en un mundo que experimenta profundos y permanentes cambios. También guiar la acción del Estado para dar respuesta a los desafíos utilizando los recursos disponibles de una manera flexible y eficaz. Potenciando capacidades de prevención, protección y respuesta en un entorno como el actual de complejidad creciente.

Lo anterior conlleva reformas legales y administrativas tendentes a lograr el enfoque integral, acogiéndonos a la misma Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 que en su Capítulo IX Compromisos asumidos por el Estado, en el apartado 4 ordena, que las reformas de los marcos legales e institucionales relativos a la seguridad ciudadana, a la seguridad y defensa nacional, se definirán, aprobaran e implementaran en un plazo no mayor de cinco (5) años, los cuales se cumplen el próximo año 2017.

El día 3 de abril del año 2007 la Administración Fernández emitió el Decreto Número 189-07 que instituía la Directiva de Seguridad y Defensa Nacional, con la finalidad de garantizar la defensa y seguridad de los ciudadanos y promover la paz, la seguridad y la estabilidad internacional. Para su establecimiento se consideraron el estado actual del mundo en materia de seguridad y la necesidad de la definición de una política nacional de seguridad y defensa, que definiera la misión y funciones esenciales de unas Fuerzas Armadas integradas en el esfuerzo de alcanzar los objetivos de desarrollo del país.

También fue considerada la vulnerabilidad que la ubicación geográfica del país presenta antes las nuevas amenazas; así como la pertenencia de República Dominicana al sistema interamericano de seguridad y defensa que promueve un clima de paz, seguridad y estabilidad en la región, y la compromete al diseño de una estrategia que armonice los intereses nacionales y los propósitos comunes del entorno internacional, bajo el entendido de que éstas amenazas solo pueden ser enfrentadas a través de la conjugación de esfuerzos.

La misma Directiva mandaba que se ajustara a las líneas de acción siguientes:

a) Consolidación del papel de las Fuerzas Armadas y los organismos de seguridad pública como elementos fundamentales en la preservación y mantenimiento de la paz y estabilidad del Estado dominicano.

b) La reforma y modernización permanente de las Fuerzas Armadas y organismos de seguridad pública, para conseguir su adaptación y respuesta adecuadas a las circunstancias y necesidades que se deriven de los objetivos nacionales y el ambiente estratégico.

c) El apoyo firme y decidido a un sistema multilateral eficaz como medio para la resolución de conflictos, con respeto absoluto a las resoluciones de la Organización de Estado Americanos y otros organismos afines.

d) La participación activa de la sociedad civil en el debate de las grandes cuestiones de política de seguridad y defensa, así como la participación de las Fuerzas Armadas en los planes de desarrollo nacional.

La Directiva ordena que la política de seguridad y defensa se desarrolle, de acuerdo con una serie de directrices que son reseñadas a continuación:

En el ámbito nacional.

a) La definición de los objetivos nacionales.

b) Aprobación de una Ley de Seguridad y Defensa Nacional.

c) Modificar la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas.

d) Publicar el Libro Blanco de Defensa y el Manual de Doctrina Conjunta de las Fuerzas Armadas.

e) La creación del Sistema Nacional de Inteligencia.

f) El fortalecimiento de la Comisión Permanente de Reformas y Modernización de las Fuerzas Armadas.

g) Definir el modelo de las Fuerzas Armadas.

h) Impulsar la transformación de las Fuerzas Armadas.

i)  Desarrollar un nuevo modelo de institucionalización y profesionalización.

j) Reformar la carrera militar.

k) Mejorar el equipamiento.

l) Fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación para mantener un nivel tecnológico adecuado.

En el ámbito internacional.

a) Impulsar y apoyar decididamente las políticas de seguridad emanadas de las organizaciones regionales y mundiales de las que somos signatarios.

b) Fortalecer las relaciones de hermandad y cooperación entre las naciones vecinas.

c) Contribuir a incrementar la seguridad y control en el Caribe.

d) Intensificar la diplomacia de defensa.

La intención y alcance de la Directiva de Seguridad y Defensa Nacional significó un esfuerzo mayúsculo, como se aprecia en sus directrices, sin embargo al día de hoy no todas se han materializado, queda pendiente la aprobación de la Ley de seguridad y Defensa Nacional, así como el establecimiento del Consejero de Seguridad Nacional, entre otras. Empero, en la enmienda constitucional del 26 de enero del año 2010, se creó la figura del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional, que ésta pendiente de ser reglamentado e integrado por el Poder Ejecutivo.

La modificación a la Ley Orgánica de la Fuerzas Armadas, otro de los parámetros fijados, para la redefinición de las misiones, funciones y organización de las instituciones que la conforman y la reestructuración de las atribuciones del Estado Mayor General en el marco de las operaciones conjuntas. La Directiva propugna también por el establecimiento de sistemas más integrados de inteligencia y mecanismos de coordinación interinstitucional, principalmente en situaciones de emergencia y crisis nacionales, siendo las mismas, oportunidades para estructurar relaciones cercanas con los diferentes sectores de la sociedad.

Como resultado de la no implementación de todas las directrices de la Directiva, el Estado Dominicano sigue presentando carencias en materia de Seguridad y Defensa, lo que impone retomar los trabajos para el cumplimiento de éstas directrices, con los ajustes que fueren necesarios, extraídos del análisis del nivel de cumplimiento de las mismas, habidas cuenta la seguridad es consustancial al desarrollo de una sociedad.

jpm

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios