EE.UU: Trump asegura ahora aún no hay acuerdo con China sobre aranceles

imagen

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este viernes que todavía no ha acordado con China una retirada gradual de los aranceles que ambas partes se han ido imponiendo durante la guerra comercial que libran, lo que desinfló el optimismo que había animado los mercados esta la semana.

“A ellos les gustaría dar marcha atrás, no hemos acordado nada. A China le gustaría hacer algo así como una marcha atrás, no una revocación completa porque saben que eso yo no lo haría”, afirmó el mandatario estadounidense en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca.

“Nos estamos llevando muy bien con China -añadió-, ellos quieren hacer un trato, francamente ellos quieren hacer un trato mucho más que nosotros, estoy muy feliz ahora mismo, estamos ingresando miles de millones de dólares”.

Las palabras de Trump sobre los aranceles contradicen el anuncio que hizo el jueves el Ministerio de Comercio chino, que informó de que había llegado a un acuerdo con Washington para cancelar por fases los gravámenes que ambas partes se han ido imponiendo desde marzo de 2018.

Fuentes conocedoras de las conversaciones en EE.UU. confirmaron ayer a Efe que el repliegue en los aranceles comerciales formaba parte de la “fase uno” del acuerdo, del que aún no se conocen propuestas concretas y que todavía está siendo redactado por los equipos negociadores de Washington y Pekín.

INCÓGNITA SOBRE LOS ARANCELES DE DICIEMBRE

Dentro de la Administración estadounidense existen diferencias sobre cómo afrontar dichas negociaciones y por ahora se mantiene en vigor una nueva subida de aranceles prevista para el 15 de diciembre y que afectaría a importaciones chinas por valor de 156.000 millones de dólares.

El principal asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, señaló hoy que la imposición de gravámenes sigue estando “sobre la mesa”, aunque no descartó que sea finalmente suspendida.

“Lo que está sobre la mesa son los aranceles que vienen en diciembre, el 15 de diciembre (…) Estaríamos dispuestos yo creo, bueno depende del presidente, a posponer esos gravámenes”, apuntó Navarro en declaraciones a la emisora de radio NPR.

El Gobierno chino ha exigido que se cancele esa nueva ronda de aranceles como parte de las conversaciones, pero por el momento Washington se ha resistido a dar su brazo a torcer.

De producirse, esa nueva tanda de gravámenes impactaría en teléfonos y ordenadores, y además cubriría prácticamente el total de los intercambios comerciales entre los dos países.

wj/am

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a