China eleva a 2.236 los fallecidos por coronavirus; 75.000 infectados

imagen

PEKIN.- La Comisión Nacional de Salud de China ha remitido este viernes un nuevo informe en el que ha reportado 118 nuevas muertes, lo que eleva la cifra final de fallecidos a causa del coronavirus a 2.236. La mayoría de los decesos (115) se han producido en la provincia de Hubei, el foco del brote.

En cuanto a los contagiados, son más de 75.685 los afectados por el COVID-19. En esta jornada se han registrado 889 nuevos casos, el doble de los reportados este jueves. Sin embargo, ambas fechas marcan un descenso notable con respecto a días anteriores, en los que se hablaba de más de 1.000 personas afectadas.

Del total de más de 75.000 pacientes, hay 11.633 en estado grave, pero ya son 18.264 personas las que han sido dadas de alta tras superar la enfermedad. En el documento también se ha señalado, como viene siendo habitual, que aún hay 606.037 personas a las que se les está realizado un seguimiento médico, de las cuales 120.302 siguen en observación.

El viceministro de Ciencia y Tecnología de China, Xu Nanping, ha anunciado que no será hasta finales de abril cuando comiencen los primeros ensayos clínicos con una posible vacuna para el COVID-19. Xu ha revelado esta información durante una rueda de prensa, en la que además ha hecho público que los tratamientos en los que se ha utilizado plasma de los pacientes ya recuperados para emplearlos en los que tienen una condición más grave ha dado buenos resultados.

Corea del Sur, en alerta por el aumento de contagiados

En cuanto a la situación en otros países, fuera de China oriental, también hay que contabilizar tres fallecimientos en Japón, dos en Hong Kong, otros dos en Irán, uno en Taiwán, otro en Filipinas y uno más en Francia.

También se ha podido conocer que Corea del Sur ha reportado 52 nuevos positivos, lo que implica hablar de 156 casos. Preocupa la situación de este país, ya que en los últimos días no ha hecho más que informar abruptamente de pacientes afectados por el virus. Es por ello que la ciudad de Daegu y el colindante condado de Cheongdo han sido declaradas como “zonas de atención especial”, tal y como ha declarado el primer ministro del país, Chung Sye-kyun, al inicio de una reunión con miembros del Ejecutivo.

El Centro para la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC) cree que una mujer de 61 años, a la que consideran un “super contagiador”, está detrás de la mayoría de los casos en Daegu y alrededores. La mujer pertenece a la iglesia cristiana Shincheonji (Nuevo Cielo y Tierra), que el pasado domingo celebró en Daegu una misa a la que asistieron unos 1.000 feligreses, y que se cree que pudo ser un importante foco de infección puesto que al menos 23 de los nuevos contagiados estuvieron presentes en esa ceremonia.

En Japón, concretamente en Tokio, el gobierno de la ciudad tiene previsto cancelar o posponer algunos eventos en grandes instalaciones a puerta cerrada previstos para las próximas tres semanas para evitar la propagación del coronavirus. Esta medida recuerda a la decisión tomada por los responsables del Mobile World Congress en Barcelona, que ha sido duramente criticada. Además, los japoneses continúan preparando los Juegos Olímpicos, previstos para el mes de julio, con la sombra del COVID-19 de cerca.

of-am

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a