BRASIL: Bolsonaro agita el fantasma del «comunismo» contra Lula

imagen

RIO DE JANEIRO.- Los dos principales candidatos a la presidencia de Brasil, el actual mandatario, Jair Bolsonaro, y el expresidente Lula da Silva han tenido sus primeros actos en el inicio de la campaña electoral.

Por el momento pueden pueden celebrar mítines y hacer campañas en redes sociales, internet y medios impresos. El uso de la radio y la televisión se permitirá el próximo día 26 de agosto.

En su primera intervención Jair Bolsonaro ha agitado el fantasma del «comunismo» ante sus votantes de Juiz de Fora, ciudad donde recibió una puñalada en la anterior campaña electoral. Lula por su parte ha acusado al actual presidente de estar «poseído por el demonio» en su acto en una fábrica de automóviles de Sao Paulo, donde comenzó su carrera política como líder sindicalista.

Bolsonaro está «poseído por el demonio», según Lula

El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, candidato favorito para los comicios de octubre, afirmó que el presidente Jair Bolsonaro está «poseído por el demonio» y que sus «mentiras» no le mantendrán en el poder.

«Si hay alguien poseído por el demonio ese es Bolsonaro», exclamó el líder del Partido de los Trabajadores (PT), en un acto de enorme simbolismo a las puertas de la fábrica de Volkswagen, en Sao Bernardo do Campo, su cuna política y donde en la década de 1970 se hizo conocido como líder sindical.

Lula acusó al Gobierno de Bolsonaro de «no preocuparse por el empleo» y carecer de «una política económica» para un país que sufre con una inflación del 10% y que cuenta con unos diez millones de personas en busca de trabajo (9,3%).

Rodeado de cientos de trabajadores metalúrgicos y representantes sindicales, el antiguo torneo mecánico calificó de «fariseo» y «genocida» al líder ultraderechista, quien aparece segundo en los sondeos, a unos 15 puntos de distancia de Lula, que tiene cerca del 45% de los apoyos.

«Este país no puede tener un presidente que nadie quiere recibirlo, que miente siete veces por día, que miente a los evangélicos (…) Está intentando manipular la buena fe de las personas que van a la iglesia», denunció Lula, ante los mensajes que circulan en grupos bolsonaristas que aseguran que cerrará los templos religiosos si vuelve al poder.

«No habrá mentiras, ni ‘fake news’ que le mantengan gobernando este país», sentenció el exjefe de Estado (2003-2010), entre los vítores de sus simpatizantes.

Asimismo, el exlíder sindicalista se emocionó cuando prometió que «la historia de Brasil va a cambiar» porque «ya no habrá más niños pidiendo limosna en la calle». «No queremos un gobierno que distribuya armas, queremos libros; no queremos un gobierno de odio, queremos uno de amor», expresó.

Bolsonaro agita el fantasma del «comunismo» contra Lula

Este país no quiere retrocesos, no quiere la ideología de género en las escuelas, no quiere liberar las drogas. Este país respeta la vida desde su concepción y no quiere el comunismo», dijo Bolsonaro en Juiz de Fora, en el interior del estado de Minas Gerais. Bolsonaro escogió esa ciudad para su primer acto de la campaña que comenzó este martes pues fue allí donde, el 6 de septiembre de 2018, fue atacado a cuchilladas cuando faltaba un mes para las elecciones que le llevaron al poder.

«Es la ciudad de mi renacimiento, donde mi vida fue salvada por nuestro creador», apuntó el líder de la ultraderecha. «Damos la largada donde intentaron pararnos en 2018», dijo en alusión al atentado, para luego animar a los brasileños a encarar el proceso electoral como «una lucha por la libertad» y a impedir que el «comunismo» se instale en el país.

«Ellos proclaman justicia social de la boca para afuera, pero la verdad es bien diferente y llevan a los pueblos a la miseria», dijo Bolsonaro, quien volvió a citar a Venezuela como una «prueba de las elecciones equivocadas» que pueden tomar los votantes.

Sin citar a su adversario una sola vez, Bolsonaro aludió a los escándalos de corrupción que marcaron las gestiones del progresista Partido de los Trabajadores (PT), a lo que la multitud respondió una y otra vez gritando «Lula ladrón, tu lugar es la prisión». A pesar de que el Tribunal Superno de Brasil consideró nula la condena.

El mandatario, capitán de la reserva del Ejército, recordó que juró «dar la vida por la patria como militar» y afirmó que ahora, «como ciudadano», mantiene el juramento y hará «todo por la libertad» de los brasileños.

Reiteró además su convocatoria para un gran acto nacional el 7 de septiembre próximo, en ocasión de la conmemoración de los 200 años de la Independencia de Brasil.

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios