Banco Mundial sugiere mejoras en zonas francas República Dominicana

imagen

SANTO DOMINGO (EFE).- El Banco Mundial (BM) sugirió hoy a República Dominicana una serie de políticas para mejorar el sector zonas francas y fomentar la creación de empleos mejor calificados y pagados, informó hoy esa entidad.

En el informe «Zonas Francas en República Dominicana: consideraciones de política para un sector más competitivo e incluyente», presentado en Santo Domingo, el BM subrayó que el país caribeño es uno de los pioneros en el uso de zonas francas a nivel global y que esa industria genera en el país 140.000 empleos directos, pero en su mayoría mano de obra poco calificada.

En ese sentido, señaló que ante el crecimiento de industrias más sofisticadas que demandan una mano de obra con mayor calificación, este sector debería dar prioridad al desarrollo de programas de asistencia para el ajuste laboral, y mejorar la capacidad de los trabajadores, en especial de las mujeres.

El informe identifica varios desafíos para mejorar el sector: el impacto de la transformación productiva de zonas francas en generación de empleos y el grado de atracción a proveedores internacionales competitivos.

Asimismo, el nivel de encadenamiento productivo con empresas domésticas, precisó Cecile Fruman, directora de la Práctica Global de Comercio y Competitividad del BM, en la presentación.

El análisis plantea la necesidad de facilitar el encadenamiento productivo mediante la eliminación de barreras no arancelarias, las trabas a las zonas francas para abastecerse en el mercado local y superar la dispersión de las agencias gubernamentales del fomento al comercio y atracción de la inversión extranjera directa.

Durante la presentación del informe, el representante del BM en el país, Alessandro Legrottaglie, destacó que las zonas francas en República Dominicana «han sido y siguen siendo un motor de desarrollo».

La consolidación de este modelo para apoyar un crecimiento inclusivo «depende crucialmente en la facilitación de la transmisión de conocimiento y tecnologías entre empresas de zona franca y el resto de la economía», dijo Legrottaglie.

El informe señala que desde 2009 se observa cierta recuperación en la actividad de las zonas francas, sin embargo, durante la última década ha habido una creciente dependencia de los insumos importados.

Simultáneamente, agregó, el surgimiento de procesos de manufactura más sofisticados ha dado como resultado cadenas de valor más complejas incrementado la cantidad de etapas de producción que se generan en el país.

Guillermo Villanueva, representante en el país de la Corporación Financiera Internacional (IFC), que es parte del BM, destacó, por su lado, la necesidad de mejorar la capacidad de las pequeñas y medianas empresas para integrarlas en las cadenas de producción de las zonas francas y, a su vez, mejorar la competitividad y el desarrollo de la economía local.



UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *