SANTIAGO: Mujeres expertas en fabricación cigarros

imagen

 

VILLA GONZALEZ, Santiago.- Cada uno de los cigarros que realizan a manos las mujeres expertas de Santiago y la región, constituye una verdadera obra de arte, elaborada con esmero, entrega y pasión.

Se cuidan cada uno de los detalles del proceso, para lograr un producto final con calidad, exquisito sabor y la aroma especial que encante al paladar de cada uno de los fumadores del mundo, sean hombres, mujeres y jóvenes.

El transformar las aromáticas hojas del tabaco en los deliciosos y famosos cigarros dominicanos que vuelan por el mundo es una tarea asumida con gran responsabilidad y entrega diaria, por cada una de estas laboriosas mujeres, quienes además de recibir el aroma perfumado de estas famosas hojas, consiguen el sustento económico propio y de la familia.

Para cada una de estas mujeres, sean casadas, solteras, jóvenes, adultas, blancas, negras o que vivan en la zona urbana o rural, bregar diario con el tabaco, forma parte de la vida y tradición cultural.

Ha sido una herencia de sus antepasados y transmitida de generación en generación, porque muchas de ellas prácticamente nacieron en las fábricas y heredando este oficio desde las abuelas de sus abuelas, abuelas y madres, hasta estos días, constituyendo a su vez la principal fuente de sustento económico para muchas de ellas y su familia.

El tabaco es un producto tradicional y emblemático de la Republica Dominicana, proveniente de los primitivos habitantes de la Isla, convertida en una dinámica y floreciente industria con un significativo impacto económico, social y turístico en la República Dominicana.

Representa el principal ingreso para miles de familias que viven en la zona urbana y rural en distintas zonas del territorio nacional, siendo a su vez la principal fuente agrícola de generación de divisas para el país y promotora de nuestra nación en todo el mundo.

Para Juan Francisco Caraballo, director ejecutivo del Instituto del Tabaco de la República Dominicana (INTABACO), su producción constituye una tradicional actividad, de la cual viven alrededor de 350 mil personas en todo el territorio nacional, creando una verdadera cadena productiva y generando divisas estimadas en los 800 millones de dólares cada año.

“La producción de tabaco constituye toda una tradición en el país, heredada de nuestros antepasados Tainos y, convertida en una próspera y floreciente industria que es ya toda cadena económica, industrial y comercial, en la cual se involucran miles de familias completas en distintas regiones del país”, significó.

 

Los cigarros dominicanos son muy codiciados en los mercados de Estados Unidos, Suiza, España, Holanda, Alemania, Bélgica, Canadá, China, Japón y África, entre otras naciones.

En el país existen más de 75 empresas en este renglón, entre las que se destacan Zona Franca Industrial Santiago, Zona Franca Industrial de La Romana, Zona Franca Jobo Industrial, Zona Franca Santiago-Navarrete, Zona Franca Industrial La Palma, Parque Tecnológico de Santiago, Zona Franca Industrial SAG, Zona Franca Industrial de Villa Mella, Nueva Zona Franca Industrial de San Pedro de Macorís, Zona Franca Industrial Emimar y Parque Industrial Los Rieles.

of-am

Comparte: