¿Quiénes pueden cuestionar a Duarte?

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

El que el comentarista  Alvaro Arvelo hijo haya vituperado contra el prócer Juan Pablo Duarte, no sólo devino en una actitud de lesa irreverencia a nuestros símbolo patrios. También irrespetó al que para muchos, más que una celebrada figura política, tiene dimensiones sacrosantas.

Tal vez algunos estén de acuerdo con ciertas apreciaciones de Alvarito sobre la figura de Duarte. Pero al margen de sus epítetos, otros más intolerantes, no aceptan que se cuestionen las acciones de sus prohombres, y mucho menos de forma insolente y destemplada.

Se debe admitir que para algunos, Alvarito incurrió en un problema de forma, no de fondo. Además debería entenderse que en un país donde todavía para someternos políticamente, se exalta la memoria de algunas figuras políticas, es una estulticia enjuiciar la figura de Juan Pablo Duarte.

Sin embargo hacemos notar que, en cuanto al sometimiento del Instituto Duartiano y la condena de la Comisión de Espectáculos Públicos y Radiofonía frente a lo dicho por Alvarito, no hubo la misma reacción cuando en una ocasión el reputado siquiatra César Mella, también habló de un Duarte “asexual” y depresivo; sosteniendo además, que se distanció del país y de sus familiares.

Claro, cuando Mella se expresó en esos términos no hubo mayores escándalos como aconteció ahora con el periodista de la emisora la Z101. El Instituto Duartiano, no se escandalizó aunque se entienda que, en algunos aspectos el facultativo coincidió con Alvarito. La competencia -eso entendemos- de la entidad es, no permitir que se difame Duarte. Esto, al margen del lenguaje empleado.

No estamos de acuerdo con las expresiones del periodista de marras, porque además es un individuo procaz e insultante. Pero no está claro cuál es el papel del Instituto Duartiano, cuando no protestó por lo expresado por el siquiatra César Mella sobre Duarte, si para ello no importa cómo lo diga.

Al margen del lenguaje soez de Alvarito, quisiéramos saber sobre el por qué la entidad que defiende la memoria de Duarte,no actuó igual ante las palabras externadas por el siquiatra, si en sus declaraciones hay las mismas aseveraciones que utilizó el comentarista.

Nos preguntamos: ¿Quiénes pueden cuestionar a Duarte?

jpm

Comparte:
  • Butifar Comillas

    El uno es psiquiatra y dio su opinion como profesional cierta o no, el otro es una bocina publica que escuchan mucha gente, es un conocido seudo-intelectual (en el pais de los ciegos…) y su mision debe ser informar, opinar y no insultar sin ton ni son, sobre todo a la figura sagrada de nuestro padre de la patria. Pongo un ejemplo, si en Cuba un bocon como Arvelo insulta a Marti, lo cuelgan por los tinguilines, aqui, hay muchos que hasta se rien.

    • **&**#**%***&

      y k pueden hacer con tanta loquera k iventan las gentae para divertirses, k importancia tienen tanta idioteses todos eso ni k fuera jesucristo,

    • El mismo Travieso

      Excelente respuesta!!….pero recuerde que Fernando como pro haitiano al fin,en el fondo no le molesta ni puede ver la diferencia entre las ofensas al Patricio !!!