Primarias entornadas

imagen
EL AUTOR es electricista industrial. Reside en Nueva York.

Las primarias se han convertido en el nudo gordiano de la ley de partidos políticos.  Hasta ahora, no se ha podido soltar esa ligadura. La información que se tiene es, que todos los artículos de la referida ley ya han sido consensuados excepto el de las primarias.  Si esto es así, se debe llegar a la solución aplicada por Alejandro Magno con ese nudo elaborado por el monarca labrador Gordias, al ver que nadie había podido desanudarlo; “Es lo mismo desatarlo que cortarlo” y acto seguido, lo cercenó con su espada.

Si las primarias son el problema, aprobemos la ley de partidos y obviemos, por el momento, ese inconveniente.

Posteriormente, con calma, se pudiera hacer un referendo y preguntarle a la población, quien en definitiva va a ser la afectada, positiva o negativamente por esta situación, que es lo que quiere. Abiertas o cerradas.

Con la posición ganadora se hace una adenda a la ley ya aprobada y problema resuelto.

Con una ley de partidos políticos, aprobada y proclamada por el Ejecutivo, la Junta Central Electoral, cuyo presidente ha estado buscando excusas, como curándose en salud de un posible tollo electoral en el 2020, podría comenzar a trabajar de inmediato en el montaje de los próximos comicios que se perfilan muy problemáticos.

Por lo menos, esto es lo que ha sugerido con palabras y acciones desacertadas, como el cambio de posición del PRD Y el PRSC en las boletas electorales, el Doctor Julio César Castaños Guzmán.

Se ha perdido mucho tiempo y hasta se habla de enfrentamientos personales en algunos partidos, con su secuela divisionista por algo que, a nuestro entender, es de fácil solución.

Que se convoque a un plebiscito con las primarias abiertas o cerradas como únicos temas.

Ya el pueblo está “jarto” de estar atisbando a través de unas primarias entornadas, pero que no lo dejan ni abrirlas ni cerrarlas.

Creemos que con el referendo, encontraremos una verdadera solución salomónica, más, sin cortar el niño por la mitad.

Carlos McCoy

Mayo / 2015

CarlosMcCoyGuzman@gmail.com

Comparte: