Primarias. ¿Abiertas o cerradas?

imagen
EL AUTOR es electricista industrial. Reside en Nueva York.

 

Contrario a la falacias que han estado pregonando los que se oponen a las primarias abiertas, diciendo que el pueblo está en contra de estas, no hemos visto una sola encuesta que ratifique esa aseveración.  Todo lo contrario.

El último sondeo entre los lectores del periódico Listín  Diario, arroja una aprobación del 72.51% contra 27.49% que no la favorecen.

Un pueblo no puede ir en contra de una acción que le proporciona un medio para poder incidir en la elección de quienes lo van a representar en la conducción del Estado.

Los que han restringido la participación del pueblo en esas decisiones, son los dirigentes eternos.  Aquellos  que, como dijo el Rey Juan Carlos: “Tengo 40 años visitando la República Dominicana y siempre veo en los partidos las mismas caras”

No vamos a mencionar a nadie en particular, pero le pedimos a nuestros lectores que hagan un pequeño ejercicio.  Tomen los nombres de los que dirigen los cuatro principales partidos políticos de nuestro país y averigüen cuantos años tienen en las  posiciones que ocupan.  Con la ayuda de la red es muy fácil hacerlo.

Todo esto es posible gracias a la manipulación de un padrón interno cuya única renovación es la que hacen los jerarcas de los partidos al incluir sus adláteres en tiempos de elecciones internas.

En la actualidad, el único padrón confiable es el de la Junta Central Electoral.  ¿Cuál es el miedo a utilizarlo? ¿Por qué los “dueños” de algunos partidos se resisten a que sean simultaneas? 

La respuesta se cae de la mata. De esta forma es imposible manipular a los electores, pues estarán libres de votar por los candidatos del partido en el cual se sienten mejor representados.

Otra ventaja de las primarias abiertas y simultáneas es, que le da una herramienta a todas las organizaciones políticas para sincerar su padrón de militantes y poder tomarlo como base para trabajar en el seno del pueblo.

Otra falsedad que están propalando los que carecen de argumentos válidos para oponerse a unas primarias abiertas es la invención de que cualquier ciudadano aunque  no pertenezca a un partido determinado puede ser candidato del mismo.

Esto es una colosal mentira.  Los candidatos de los partidos seguirán escogiéndose de la forma habitual.  Para usted serlo tiene que militar en esa organización, donde existen, además, otros requisitos como son tiempo de militancia, comportamiento social, etc.

 Lo que acaba de hacer el PRM es la mejor prueba de que las primarias cerradas son “encerronas” donde los jefes de siempre, señalan con el dedo quienes serán los candidatos y continúan con la manipulación para que nadie más pueda pasar.

Como colofón, el Tribunal Superior Electoral acaba de anular las convenciones internas del Partido Revolucionario Dominicano y del Partido Reformista Social Cristiano.  Esperen las recusaciones del PRM.

El pueblo, libre y soberano es el que debe escoger sus representantes. Democracia y participación a todos los niveles.

Una vez  hecho esto, entonces y solo entonces, los partidos estarían en condiciones de poder montar sus propias elecciones internas, con un padrón veraz y saneado por la misma Junta Central Electoral

CarlosMcCoyGuzman@gmail.com

jpm

Comparte:
ALMOMENTO.NET ha decidido publicar los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reservará el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.