Peligra el servicio eléctrico de comunidades turísticas de Samaná

imagen

SAMANÁ.- Las comunidades turísticas de Las Terrenas, El Limón y Las Galeras se quedarían sin  energía eléctrica a partir de la última semana de abril  si la Superintendencia de Electricidad no toma acción para asegurar el suministro de  electricidad a la distribuidora local.

El presidente de la comoañía Luz y Fuerza de Las Terrenas, ingeniero José Oscar Orsini Bosch, reveló que el principal suplidor de energía de la empresa, la Distribuidora del Este  (EDEESTE), le comunicó   su intención de no renovar el contrato con esa distribuidora local debido a un atraso en el pago de la facturación.

 “EDEESTE nos ha informado su intención  de suspender el contrato el día 26 de abril debido a las dificultades que hemos confrontado para poner nuestras cuentas al día, como resultado  de la decisión de la Superintendencia de Electricidad de imponer y congelar durante más de tres años una tarifa que está por  debajo de los costos de operación, lo que ha provocado un grave déficit y pérdidas millonarias a nuestra empresa”, explicó el empresario  eléctrico.

Sostuvo que la Superintendencia de Electricidad ha impuesto una tarifa que requiere de un subsidio Estatal para poder ser sostenible, a pesar de que no tiene autoridad para otorgar los fondos necesarios a la empresa para poder operar. Obligando así, a Luz y Fuerza a asumir el costo del subsidio que en el resto del país es financiado por el Estado Dominicano, colocando a la empresa en una situación insostenible.

Ingeniero José Oscar Orsini Bosch.

Orsini Bosch dijo que ha puesto al tanto de la situación a las autoridades del Gobierno y del sector eléctrico nacional, a las principales entidades empresariales de Samaná y a la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (ASONAHORES).

Sin embargo, sostiene que a pesar de que Luz y Fuerza ha registrado un déficit de flujo de caja por más de 400 millones de pesos en los últimos tres años, ha pagado el 70 por ciento de la factura de  EDEESTE y semanalmente aplica abonos  a las cuentas pendientes.

“La propia Superintendencia de Electricidad nos ha reconocido la falta de flujo de caja de más de RD$80 millones en sus resoluciones debido al congelamiento de nuestra tarifa, pero a este monto habría que agregarle el costo financiero que es un 3 por ciento  mensual”, señala Orsini Bosch.

JPM

Comparte: