Pedernales, de la oscuridad al amanecer

imagen
EL AUTOR es ingeniero. Reside en Nueva York

Para los pedernalenses  la llegada del turismo ha significado una gran espera que ha dejado una secuela de sufrimientos a más de una generación de sus habitantes. Recuerdo que desde los años 80 se ha venido hablando del potencial turístico de esta provincia sin que hasta ahora se haya hecho nada.

Desde la llegada de Aluminun Company of América (ALCOA) en 1945, la principal fuente de ingresos en la provincia fue la explotación de sus recursos mineros; empezando por la Bauxita y luego la piedra caliza, para más adelante agregar el Cemento y los agregados de construcción.

La belleza de sus playas, por demás inmensas, así como la diversidad de su clima, entre otras cosas, hacen de Pedernales un destino turístico irresistible a los inversionistas extranjeros; pero los conflictos de intereses han dilatado el inicio de las inversiones turísticas extranjeras.

Hoy día es imposible seguir retrasando la explotación de este gran potencial turístico que representa Bahía de las Águilas, si es que se quiere aumentar a 10 millones la cantidad de turistas que visita al país cada año. El polo turístico de Puerto Plata se queda atrás cada día que pasa y  Punta Cana casi llega a su completa explotación.

En este escenario la apertura de un nuevo Polo Turístico en el sur es la única salida para el sostenimiento y la ampliación de la oferta turística internacional, especialmente en un momento en que Cuba, que tiene prácticamente el mismo número de habitaciones que nosotros, se apresta a abrirse al mercado norteamericano y al mundo  entero.

El preámbulo ha sido bastante largo y la última parte de la espera ha sido traumática debido a que para el arranque del turismo ha sido necesario el cierre del parque minero por la incompatibilidad entre ambas industrias; pero como dice el dicho “es más oscura la noche cuando se acerca el amanecer”.

El anuncio hecho por el Presidente Danilo Medina Sánchez en su discurso ante la Asamblea Nacional el pasado 27 de Febrero, significa el despegue formal del que sería el más importante polo turístico del país. En los próximos días el Presidente Medina visitará la provincia de Pedernales acompañado de inversionistas internacionales para anunciar formalmente el inicio de la construcción de 15 mil habitaciones en el área.

Como secuela positiva del largo preámbulo para el inicio de las inversiones turísticas, se puede mencionar  la realización de una gran inversión social en el área educativa, en salud y en el área de servicios, que de alguna manera han preparado a esta provincia para amortiguar el impacto colateral de la llamada industria sin chimenea.

Todos sabemos que el turismo tiene sus efectos secundarios negativos y que por tal razón el desarrollo de un polo turístico obliga al estado a hacer importantes inversiones en salud y educación para que la población más vulnerable pueda tolerar dicho efecto.

El gobierno tendría también que realizar una serie de obras de infraestructura que permitan la instalación de los inversionistas, tales como son, acondicionar la carretera de acceso a la provincia, ampliar el aeropuerto de cabo rojo, construir una carretera marginal paralela al mar, un malecón en el municipio de pedernales y garantizar la capacidad de generación eléctrica.

El despegue de ese importante polo turístico generará tantos empleos que la población de pedernales no podrá atender la demanda, por lo que habrá un gran movimiento migratorio hacia dicha provincia desde otras partes del país y del mundo.

La población de Pedernales tendrá al fin lo que siempre ha añorado tener, empleos y oportunidades en su propio lugar de nacimiento y desarrollo. Es solo cuestión de unos meses para que este sueño se empiece hacer realidad en la más apartada provincia del sur profundo.

Al final del día se podrá decir que ha valido la pena la espera comparado con los beneficios que se recibirán por la llegada del turismo a Pedernales. El despegue de Bahía de las Águilas está a la vuelta de la esquina y esto hará de Pedernales un lugar de oportunidades en vez de calamidades como lo ha sido hasta ahora.

Bienvenidos sean los inversionistas turísticos a Pedernales.!!!

JPM

Comparte: