1 – Banner Horizontal 970×90 Banreservas Superior
Santo Domingo, República Dominicana - 23 septiembre 2017
  • Raibel Cisnero

    El autor del artículo: “La Soberanía reside exclusivamente en el pueblo, de quien emanan todos los poderes”. Ciertamente ello se establece en la Carta Magna; sin embargo, ¿267 ciudadanos constituyen el pueblo? ¿el pedido de esa minoría puede estar por encima de la mayoría -que guste o no- decidió reelegir la genuflexión?

    El autor del artículo: “La Constitución que, dice el magistrado defiende, prevé la prerrogativa de Libertad de expresión en su Artículo 49”. El simple hecho de que esos intelectuales presentaran ese “manifiesto” -postulando un “acuerdo político-ciudadano” ante la opinión publica- indica que se cumplió con lo establecido en el artículo 49 de la Ley Fundamental. ¿Acaso el Estado les cohibió su libertad de expresión?

    El autor del artículo: “El presidente del Tribunal Constitucional en su transfuguismo por el Estado no puede justificar su afirmación “Nada fuera de la Constitución”. Ha sido protagonista de notorios desacatos a la Constitución, incluyendo su famosa Sentencia 168-13. Otra prueba, se hizo el sueco con la anómala reforma que implantó la reelección, en el 2015.” ¿Olvida el articulista que su partido fue un adversario de la sentencia TC 0168/13 (declarativa)? ¿No alentó su partido el desacato a la Carta Magna con su postura demagógica?

    A diferencia de lo expuesto por el autor, el fallo citado no es un invento exclusivo de Milton Ray Guevara. Si vamos a eso, entonces, la sentencia No.9 de 14-12-05 de la SCJ, sería una “creación” de Jorge Subero Isa.

    En cuanto a la reforma Constitucional de 2015, se siguió el debido proceso para ello. ¿Por qué? El articulo modificado fue el 124 del Título IV, es decir, correspondiente al el “ejercicio del Poder Ejecutivo”. La Ley Constitución establece la manera en que puede modificarse (Art. 267), y cuándo se requiere para esto de un referéndum (Art. 272).

    Para modificar cualquier artículo contenido en el Titulo II sobre “Derechos, Deberes y Garantías Fundamentales”, entonces, sí se requiere de la aprobación del pueblo a través de un referéndum aprobatorio.

    Lo que se critica es que la Ley Fundamental de la nación (aun siguiendo las reglas para ello), haya sido modificada para favorecer las apetencias políticas de un individuo que ha hecho un daño grande a la identidad y/o base socio cultural del país, con su manejo errático del tema migratorio. ¿Se debería modificar nuevamente la Carta Magna para beneficiar Danilo Menidna?

2005 - 2015 © AlMomento.net AlMomento.net