Nos están manipulando con un trasfondo político

imagen
EL AUTOR es publicista. Reside en Santo Domingo.

Por RICHARD PEREZ

Me parece que nos estamos dejando llevar por la facilidad de escribir y compartir pensamientos y escritos ajenos desde la comodidad de nuestras camas, sentados frente a la TV, o donde sea.

Vi por estas redes un llamado a realizar focos de protestas contra los haitianos en puntos neurálgicos de la ciudad.

En cualquier situación donde exista un cúmulo de gente activadas por una conmoción solo hace falta un empujoncito, una mala mirada, o un gesto de disgusto para comenzar una revuelta que luego se hace imposible de detener.

Así es como empiezan las revueltas. ¿Creen ustedes en verdad que estamos preparados para pasar por algo similar a lo sucedido en Abril del ’84, en este caso contra los haitianos?. ¿Dde verdad creen que todo el que habla y comparte palabras de odio, guerra y otras aberraciones, dejará su celular en casa para salir a enfrentarse contra otros seres humanos y posiblemente perder la vida o matar a alguien?. ¿Dejar sus posesiones y sus logros a la deriva?

Personalmente me siento aterrado de las cosas que he visto en las Redes Sociales en los últimos días, dominicanos llamando a otros dominicanos a lastimar personas (Gente que en su gran mayoría no son culpables de lo que sucede) en todas partes hay gente buena, hay gente mala, debemos apelar a sacar lo mejor de nosotros, este tipo de acciones desdice mucho del raciocinio y la bondad de nosotros los dominicanos.

Veo con tristeza como amigos muy cercanos y personas que solo buscan un LIKE o “Followers” están haciendo propaganda negativa sin pensar las consecuencias para si mismos y para nuestro país, buscar protagonismo sobre la base de cosas negativas no te hace mas dominicano que yo, ni que cualquier otro.

Nos están manipulando con un trasfondo completamente político.

Estamos al umbral de una dictadura político comercial con marcadas trazas de injusticia social, tenemos un tratado de libre comercio que de libre no tiene ni mierda. Tenemos un gobierno que convenientemente no toma control del desmadre que está por venir, que muy al contrario, lo alienta, lo atiza, porque esa es la mejor manera de conseguir acallar la realidad que quiere ocultar a toda costa, y prefieren ver algunos muertos en post de conseguir su meta, antes que enfrentarse de cara a las situaciones creadas por ellos mismos. Total cualquier cosa tienen sus bienes fuera del país, tienen todos nuestros recursos disponibles para dar el salto cuando la cosa se ponga color de hormiga.

Entiendo que se necesita urgentemente que la política migratoria sea revisada, que los indocumentados regresen a su país de origen, pero amenazar a alguien por lo que hizo otro es una cosa muy distinta, creo fielmente en la soberanía de mi Patria, y que hay que protegerla a todas costas (comencemos por barrer dentro de casa), hay demasiados entuertos que corregir, y demasiados personeros (locales y extranjeros) aprovechándose del Caos.

Me da curiosidad que he escuchado a muy, muy poca gente analizar profundamente los hechos acontecidos recientemente que extrañamente coinciden con algunas expectativas político partidistas, dentro y fuera del gobierno. Deberíamos analizar con mucha entereza y profundidad estas situaciones tan confusas, repentinas y extrañas, por supuesto algunos jamás lograrán llegar ahí porque a las personas que siguen en las redes no lo publican, y por tanto se hace muy canson poner a funcionar el cerebro si no hay un enlace para hacer clic.

Me han dicho tantas veces cuando no coincido con muchos de mis amigos sobre las aspiraciones de Pichón de tirano que; “Él no es culpable ni tuvo nada que ver con todo lo que hizo, su Padre, su Abuelo o su familia en el país” Entonces yo les respondo; ¡Exactamente ese es mi punto!
¿Cuál es el mérito moral o social de esta persona que incita a los demás a que lo apoyen sobre la base de su apellido porque es sinónimo de orden y ley, pero quiere que lo desliguen del terror que fue la tiranía de sus antecesores, si bien es cierto que él no participó en las cosas malas, mi lógica entonces me dice que tampoco lo hizo en las buenas?

Precisamente por esto entiendo que debemos tomar conciencia y analizar profundamente antes de hacernos eco de publicaciones alegres por la facilidad que implica dar un clic.

Éstas son mis palabras, puede estar de acuerdo o no, sobre todo esto cada quien tiene su criterio, y aunque no lo comparto lo respeto, por favor respeten los míos.

Comparte: