Estudiantes abandonan Procuraduría tras exigir justicia en caso Odebrecht

imagen
El grupo de estudiantes mientras entregaba en la Procuraduría un documento”, que fue recibido por el procurador adjunto, Rodolfo Espiñeyra.

Santo Domingo, 9 may – Los estudiantes universitarios que ocuparon este martes la sede de la Procuraduría General de la República abandonaron el organismo tras entregar un documento en el que exigen investigar al presidente Danilo Medina, así como a los exmandatarios Leonel Fernández e Hipólito Mejía por el caso de sobornos de Odebrecht.

“Nosotros decidimos abandonar la sede de la Procuraduría luego de que nos fuera recibido un documento y de que conversáramos en ese sentido con el diputado nacional Fidel Santana y con el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Manuel María Mercedes”, dijo a Efe Heydi Adón, portavoz del grupo.

La estudiante universitaria dijo, además, que este miércoles convocarán a los medios de comunicación para informar de las próximas acciones que tomarán en su lucha contra la corrupción e impunidad que, aseguró, imperan en el país.

Explicó que su reclamo de que el presidente Danilo Medina sea interrogado por la Justicia, obedece a la existencia de fotos donde aparece en varias oportunidades con el empresario dominicano Ángel Rondón.

Rondón es señalado por ejecutivos de la constructora brasileña Odebrecht en el país como receptor y distribuidor de los pagos millonarios en sobornos que la firma realizó para adjudicarse contrataciones públicas entre 2001 y 2014.

“El presidente Medina debe ser interrogado sobre la financiación ilegal de su campaña reeleccionista”, expuso Adón, que también reclamó que las cuentas del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) sean auditadas.

El grupo también exige que sean investigados en torno a los sobornos de Odebrecht los expresidentes dominicanos Hipólito Mejía y Leonel Fernández.

El documento con sus reclamos fue recibido por el procurador adjunto, Rodoldo Espiñeira.

En un comunicado, los jóvenes explicaron que su protesta fue en reclamo de que de inmediato se oficialice “el sometimiento de todos los imputados en la trama de los sobornos, sobrevaluaciones y financiamientos ilícitos” de la constructora Odebrecht en el país.

El grupo afirmó que el procurador Jean Alain Rodríguez “evade, esconde, miente y maniobra para crear condiciones para engañar a un pueblo que exige el fin de la impunidad” y se muestran convencidos de que “el poder político busca reducir el caso a un simple sometimiento de un reducido grupo de testaferros y dos o tres funcionarios convenientemente seleccionados”.

Los nueve estudiantes de la estatal Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) se mantuvieron por varias horas en el antedespacho del procurador Rodríguez, exigiendo que se ofrezcan al país los nombres de los involucrados en los sobornos de Odebrecht.

Durante su permanencia en el lugar, los estudiantes denunciaron que fueron atacados con gas pimienta, por lo que fueron asistidos por unidades del servicio de asistencia pública 911.

Esa denuncia fue respaldada por la CNDH en un documento en el que tildó la acción de “violenta agresión”.

Los estudiantes, que estuvieron ataviados con camisetas que rezaban: “Cárcel a los corruptos. No impunidad”, aseguraron que su acción era completamente “independiente” de cualquier reclamo similar esgrimido por organizaciones sociales en los últimos meses en el país.

Odebrecht, que admitió el pago de 92 millones de dólares en sobornos para conseguir contratos en el país, alcanzó un acuerdo con la Procuraduría dominicana, mediante el cual delatará a quienes recibieron esos pagos irregulares, además de desembolsar 184 millones de dólares en los próximos ocho años como indemnización. EFE

rsl/cjn/dmt

Documento de los estudiantes:

Los estudiantes en el ante despacho del Procurador General.

Los estudiantes en el ante despacho del Procurador General.

“Un grito de dignidad  desde la Procuraduría General de la República

Centro de los Héroes, 9 de mayo del 2017.

Este martes 9 de mayo del 2017, a casi cinco meses de la revelación en Estados Unidos del caso de corrupción más grande, nefasto y vergonzoso de la historia de República Dominicana y América Latina, hemos decidido hacer presencia en  las oficinas de la Procuraduría General de la República en reclamo de que de inmediato se oficialice, sin culpables preferidos o de ocasión, el sometimiento de TODOS LOS Y LAS IMPUTADOS/AS, directos/as e indirectos/as en la trama de los sobornos, sobrevaluaciones y financiamientos ilícitos de Odebrecht, así como la investigación inexcusable de todos los funcionarios y empresarios involucrados en la gestión de  las obras locales de la multinacional, incluyendo al presidente Danilo Medina y a los expresidentes Leonel Fernández e Hipólito Mejía.

En el ejercicio de nuestro derecho ciudadano a la Justicia y de nuestro derecho humano a la dignidad, ocupamos la Procuraduría General de la República porque sabemos que el procurador Jean Alain Rodríguez evade, esconde, miente y maniobra para dejar las cosas al tiempo y crear condiciones para engañar un pueblo que a unanimidad, en todos los rincones del país, exige el fin de la impunidad. No es casual que en su práctica política aparezca en las fotografías junto al presidente Medina con el confeso capo mafioso Ángel Rondón, que sirvió directamente junto a Joao Santana en la dirección y financiamiento de las campañas del Presidente Medina.

Nuestra presencia en este espacio, símbolo de la distracción y del desconocimiento de los intereses colectivos, se debe a que tenemos absoluta claridad de que desde el poder político se busca reducir el caso a un simple sometimiento de un reducido grupo de testaferros/as y dos o tres funcionarios/as, convenientemente seleccionados/as. Quieren dejar las instituciones corroídas por la coima y el robo y salvar de la Justicia a funcionarios corruptos que constituyen una mafia que acumula riquezas a costa de la pobreza creciente del pueblo trabajador.

Seguros de que la mafia de Odebrecht implica a funcionarios de los tres poderes del Estado que desde el 2001 al 2017 se han robado los recursos multimillonarios que este pueblo pobre necesita para enfrentar sus graves problemas de salud, alimentación, inseguridad, desempleo y educación,  levantamos un grito de dignidad desde esta Procuraduría General de la Republica porque no permitiremos que el nuestro sea el único país del  mundo donde el caso Odebrecht maneje para asegurar la impunidad a un grupo de delincuentes,  dejándonos , además de más empobrecidos, en la vergüenza y la humillación internacional.

Nosotros encarnamos la dignidad de un pueblo hastiado de injusticias. Nuestra nación no aguanta más entretenciones y maniobras para ganar tiempo y vencer por cansancio el reclamo de la ciudadanía. Exigimos acciones inmediatas:

  • El presidente de la República debe ser interrogado para que dé cuentas del financiamiento fraudulento e ilegal de su campaña reeleccionista
  • Las cuentas del Partido de la Liberación Dominicana deben ser sometidas a una rigurosa auditoria.
  • Todas las obras de la empresa ladrona Odebrecht deben ser sometidas a una auditoria forense independiente.

Por nuestra dignidad, en nombre de nuestros hijos, nuestras familias y los millones de dominicanos y dominicanas que se movilizan sedientos de Justicia a lo largo y ancho del territorio nacional, anunciamos que estaremos aquí hasta que el Gobierno dominicano y sus maltrechas instituciones entreguen al conocimiento público toda la documentación sobre las  acusaciones, informes, estudios, confesiones, expedientes judiciales nacionales y del exterior, donde se registran y mencionan entre otros/as los nombres de decenas de funcionarios/as públicos y dirigentes políticos posiblemente involucrados en el caso Odebrecht, tales como:

1- Danilo Medina Sánchez

2- Jean Alain Rodríguez

3- Ángel Rondón

4- Reynaldo Pared Pérez

5- Víctor  Díaz Rúa

6- Rubén Rodríguez Bichara

7- Manuel Estrella

8- Marcelo Hofke

9- Conrado Pittaluga

10- Miguel Vargas Maldonado

11- Julio César Valentín

12- Diandino Peña

13- Alfredo Pacheco

14- Tommy Galán

El pueblo dominicano está en las calles, y no se detendrá hasta alcanzar el más noble e importante objetivo social de este momento histórico: el fin de la impunidad.

¡A la cárcel los corruptos, recuperación del dinero robado, transparencia en la gestión pública y fuera Odebrecht del país!

Comparte: