Ni está muerto ni anda de parranda

imagen
EL AUTOR es comunicador. Reside en Nueva York.

Cuando Hipólito Mejía dice que Leonel Fernández “está muerto”, supongo que se refería a su vida política. Porque no tiene sentido, ni siquiera con los linderos de cordura del gurabero, una afirmación tan temeraria.

 Así que tomémosle la palabra -como siempre hacemos y no le llevemos la contra- al presidente Mejía, y démosle un vistazo a lo que piensan los dominicanos sobre las implicaciones que se desprenden de esas opiniones tan funerales del ya consagrado, “Paco Escribano” de la política. 

Lo primero es que varios de los “dolientes” del presidente Fernández, les han salido al frente al comentario político, con otros que, igualmente tienen tanto sentido político como el que hizo Hipólito. No solo les respondieron al intrépido, con sorna y humor sino, que le agregaron una encuesta y hasta el anuncio del lanzamiento de la candidatura del León en agosto 26. 

Cuando menos, algo logró el perínclito de Gurabo con su desparpajo, pues casi de inmediato se hicieron los anuncios señalados arriba. Aunque, eso  no era lo esperado por el susodicho. Puede que solo sean coincidencias, pero éstas han resultado muy oportunas para los fines de campaña del presidente Fernández.   

La primera en ripostar -como debe ser- fue doña Margarita, que habló en sus nuevas funciones de “viuda”, o sea, como la esposa del “muerto” que anunció Hipólito, y no pudo ser mas filosa su declaración. Como ella suele ser muy comedida, además de Vicepresidente que se respeta, dijo lo que tenía que decir, en el tono que hablan los que nunca estuvieron internados en Nigua ni en el kilómetro famoso aquel, cerca de Pedro Brand. 

Pero si traducimos lo dicho por la Doña, al lenguaje criollo de la gallera, el asunto se oiría, mas o menos así: “que suelte el gallo si lo va a soltar; y si no lo va a soltar, que lo meta de nuevo en la funda”. Con ello, la Vice dejó bien claro que “tanto su marido, como ella, son 3:15, de Villa y sin medía de espuelas”. O sea, especificó que, Rafael Hipólito, por muy ahijado del Jefe que sea, no será el único que hable en “esta vuelta”. 

Mas luego tronó Rubén Maldonado, el jefe de los diputados hasta el día 16 de agosto; digo, si es que no hay una negociación de último minuto, como se comenta por aquí; lo que dijo fue: “eso solo demuestra que Leonel está en punta y que a él es que hay que ganarle”. 

El primo Juan Quiñones, diputado por Puerto Plata, observó algo muy particular y hasta bien lógico: “esas declaraciones me dicen a mí, que Hipólito y Medina se la van, que están luchando en pareja”. Mientras que otros legisladores entienden que, la lectura está clara: “Leonel es el mas potable de todos los candidatos y que por eso es que Papá lo ataca”. 

Rafael Núñez (el speaker de Leonel) no es gallero, pero le gusta el boxeo y fue muy claro: “lo de Hipólito se entiende, ya Leonel lo knockeó una vez en el 2004 y después ayudó a Danilo a sonarlo otra vez en el 2012; por eso es que está quillao, hay que entenderlo, está sangrando por la herida y después de esas dos derrotas, no solo salió del ranking sino que debió retirarse, pero ustedes saben que Hipo no coge cabeza”. 

Gregorio Morrobel, desde Nueva York, también comentó el asunto, pero le puso cocorícamo: “El Calvo lo que está es asusta’o, porque Leonel está creciendo como los espaguetis aquellos, que deje de tirar tantas patadas voladoras y atienda su cartón, que Luis Abinader lo tiene mas amarra’o que un andullo, embalsama’o y con la misa hecha, casi metío en el hoyo”. 

David Polanco, del Frente de Taxistas del PLD, habla con la historia: “todo el mundo sabe que Hipólito es el relevo de Quirino contra Leonel”; y Miguel Fernández (El Siete), otro fino taxista de NYC, afirma con propiedad: “ese viejo farfullero no tiene nada de valor que decir, que suelte el gallo, si no, que lo enfunde de nuevo”. 

El coronel Freddy Díaz, mi asesor en seguridad, es muy cortante con los pronunciamientos de Mejía: “él lo que busca es salir del hoyo, porque él es quien realmente está muerto políticamente, mas ahora, que se convirtió en la bocina de Danilo”. 

Pero el mismo Leonel (el muerto según Hipólito) que no es muy dado a la chercha, respondió también “muerto”, pero de risa: “cometieron un grave error, a los muertos hay que enterrarlos, porque cuando no los entierran, dan mucha carpeta, especialmente en las elecciones”. 

El caso es que Hipólito Mejía, con estos desvaríos primaverales, ha puesto la gente a pensar en lo que pudiera decir cuando el verano entre y el calor le ataque los centros nerviosos. Es seguro que, si los cables se les cruzan y alguna bobina se le funde, lo habremos perdido para siempre. Ojalá que una “desgracia” así no suceda nunca. 

De cualquier manera, ustedes saben que, por aquí por Nueva York, la gente funciona con la temperatura y como estamos casi en verano, pero con retardo, quise transmitirle las opiniones que recogí en el restaurante Ceci, de Sherman Avenue, el habitué de los taxistas que cuidan su dieta. 

Para terminar y a manera de colofón don Ernesto Méndez (31), uno de los leonelistas mas polémicos de NY, afirmó, con su habitual energía: “a Hipólito que aclare, porque hay mucha clase de muertos. Hay muerto en vida, muerto de un jumo, muerto de la risa, muertos que ni saben que están muertos, como el mismo Hipo; hay muertos que salen y otros que no tienen tumba, pero también hay muertos que están vivito y coleando, como Leonel”. 

¡Vivimos, seguiremos disparando!

of-am

Comparte:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.