Las exoneraciones costarán más de US$44 millones

imagen
El autor es periodista. Reside en Santo Domingo.
Las exoneraciones de los legisladores surgieron durante el segundo mandato del dictador Joaquin Balaguer en la ley 21-87 aplicada sin promulgar ni publicar porque estos funcionarios ganaban muy pocos y a través de este mecanismo se fijo un tope de US18,000 para que importaran sus vehículos libre de impuesto y gravámenes.
Sin embargo, en el primer gobierno del presidente Leonel Fernandez se aprobó la ley 57-96 de un solo articulo que dispuso que cada legislador importará libre de impuestos un vehículo de motor cada dos años,  exento de gravámenes e impuestos, recargos, multas, etc., así como también cualquier restricción o prohibición existentes el cual no sera transferible o vendible hasta después de dos años.
Esta ley ha sido violentada por todos los congresistas de todos los partidos, incluyendo los grupos de izquierdas pues venden estos privilegios a dealers y a personas quienes importan vehículos de lujos cuyo precio se convirtió en una ofensa para los dominicanos que trabajan y pagan debidamente sus impuestos al Estado.
Debido a las presiones que ha recibido el Congreso para eliminar este privilegio, varios legisladores se han propuesto presentar un proyecto de ley para fijar un tope al monto de las exoneraciones y a pesar de que hay muchos que lo rechazan porque consideran que eso es un derecho adquirido ya el gobierno aprobó un tope de US 100 mil para cada legislador en art. 16 de la ley de presupuesto del 2018 y suspendió las exoneraciones a las instituciones del Estado.
Dado que tenemos 190 Diputados y 32 Senadores igual a 222 Congresistas a quienes les vamos a entregar US 100 mil cada dos años, estamos hablando que este privilegio le costará a la población mas de US 44 Millones equivalente a mas de $ 2,086 millones en 4 años.
Tenemos un exceso de congresistas si lo comparamos con la región y no obstante se han hecho aumentos de salarios medalaganarios y ahora en función de la ley de salario.
De 70 mil y 125 mil se aumentaron a 250 mil. Ahora un senador gana 320 mil y un diputado gana 175 sin incluir los privilegios que reciben en forma paralelo.
Esos salarios de lujos están 30 y 40 veces por encima del salario mínimo. Por eso no solo debe eliminarse estas exoneraciones y los topes por ser un privilegio abusivo y que el Estado le compre una camioneta sino también deben eliminar los gastos de representación, los gastos de hoteles, el barrilito, las habichuelas con dulces, las cajas navideñas, los viáticos y el regalo de las madres y de reyes.
Los recursos públicos deben servir para beneficiar a todos por igual.
No mas exoneraciones para el sector publico pero tampoco para los empresarios y las cooperativas, con las excepciones de la ley. Este pueblo humilde esta cansado de que estos privilegios de las élites empresariales y políticas le sigan robando su dignidad y su futuro.
JPM
Comparte: