La importancia de los chequeos médicos regulares

imagen

MIAMI.- Michael Rosenberg de 65 años, dice que le ha temido a los médicos desde que era niño y que aplazaba sus chequeos médicos regulares por muchos años. Él tuvo mucha suerte de no haber tenido ningún problema de salud hasta marzo del 2016 cuando comenzó a darse cuenta de que no podía caminar muy lejos sin sentir una sensación de opresión en ambos lados de su espalda superior.

A regañadientes, visitó a su médico de atención primaria, quien lo refirió a Dean Heller, M.D., un cardiólogo con Miami Cardiac & Vascular Institute. “Mi médico de familia descubrió una anormalidad en mi electrocardiograma”, recuerda el Sr. Rosenberg. El Dr. Heller le hiso otro electrocardiograma bajo la sospecha de que el Sr. Rosenberg tenía obstrucciones severas en sus arterias.

“Esto es un buen ejemplo de la importancia de los chequeos regulares y de cómo los electrocardiogramas pueden detectar problemas pasados del corazón”, dijo el Dr. Heller. El electrocardiograma o EKG detecta la actividad eléctrica del corazón. También puede revelar la posibilidad de un “ataque cardiaco silencioso” – como fue el caso del Sr. Rosenberg – el cual produjo síntomas muy leves pero sí causó daños o cicatrices a los músculos del corazón.

Después de que el Dr. Heller le realizara más estudios, el Sr. Rosenberg se enteró que tenía una arteria 100 por ciento obstruida; una segunda arteria 90 por ciento obstruida y la tercera arteria 80 por ciento obstruida. Él debía someterse a una cirugía de baipás triple. Incluso después de tan seria noticia, el Sr. Rosenberg dijo que trató de aplazar la cirugía, sugiriendo que quería una segunda opinión. Pero al fin cedió y se sometió a la operación.

“Nunca había tenido ningún problema de salud hasta que me sucedió esto”, recuerda Rosenberg. No había ido a ver al médico en 20 años. Desde niño le tenía miedo a los médicos. Desafortunadamente, existen muchas personas como yo que no escuchan lo que les dice su cuerpo”.

jpm

Comparte: