El que a hierro mata, a hierro muere…

imagen
EL AUTOR es comunicador. Reside en Santo Domingo.

Por lo general las personas reciben o experimentan los mismos daños que hacen a los demás.

Dice un refrán muy conocido: “El que a hierro mata, a hierro muere”, lo que significa que las malas acciones que realizamos se vuelven en contra de nosotros;  es decir, que solemos sufrir los mismos detrimentos que se les causamos a otros.

Justo eso le acaba de pasar a Yomaira Medina, la hermana del presidente Danilo, que se pasó varios años persiguiéndome, maltratándome, asediándome y usando el poder de manera abusiva en mi contra, aprovechándose de que era Presidenta de la Cámara de Diputados y consanguínea del Jefe de Estado, abusando de ese poder que yo mismo le ayudé a conseguir con el Quirinazo.

Quiso aplastarme y destruirme, utilizando y presionando jueces corruptos para condenarme a pagar 7 millones de pesos, un hecho sin precedentes en el periodismo y  la historia dominicana; pero hay un Dios muy justo que lo ve todo y pelea por sus hijos. En este caso se dio la Ley del Karma:  un juez terrenal se confabuló y la protegió con el “Braguetazo”, pero el juez divino la está poniendo en evidencia.

Hay una frase muy popular que reza: “Lo que nada nos cuesta hagámosle fiesta”, la cual significa que cuando las cosas no nos cuestan ningún esfuerzo, trabajo o nuestro dinero, las dilapidamos sin ningún control; algo parecido a lo que viene haciendo la diputada y precandidata a senadora de San Juan de la Maguana por el PLD, Yomaira Medina Sánchez, con los recursos del Estado, sustrayéndolos de las instituciones públicas como si fueran de su propiedad o una herencia que le dejó su abuelita, en franca violación a la Constitución y las leyes del país que prohíben a los funcionarios y legisladores usar la influencia del poder para provecho personal.

En cuanto a las instituciones sin fines de lucro pertenecientes a congresistas, la Cámara de Diputados aprobó en la gestión de Julio César Valentín, la prohibición de las donaciones de los fondos del Estado a fundaciones de legisladores, pero la ONG de Yomaira no cumple ese reglamento; al parecer está por encima de la ley.

Después de varios días de descubrirse que las mochilas del Ministerio de Educación habían sido utilizadas por esta legisladora en provecho personal a través de su fundación para hacer campaña política en su provincia San Juan, y al convertirse en viral en todas las redes sociales y periódicos digitales que no están comprados por el gobierno, la pariente del gobernante Danilo Medina decidió dar una explicación al país cargada de falsedades y simulaciones, con muchas contradicciones.  Esto lo que provocó fue otro escándalo de corrupción en el gobierno de su hermanito “Dani”, ya que ella dijo que sus mochilas costaron RD$200 cada una, mientras que el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE) compró las mismas para el MINERD a RD$394 la unidad, poniendo en relieve una sobrevaluación de RD$194.

Siempre hemos escuchado al maestro Don Álvaro Arvelo Hijo decir que para hablar mentiras y comer pescado hay que tener mucho cuidado. Y es verdad. Aquí tenemos una prueba fehaciente: la señora Yomaira Medina, en vez de pedir perdón al pueblo dominicano y a su gente de San Juan de la Maguana por usar los recursos estatales en su provecho, trató de burlarse de todos,  y ello se le revirtió en su contra por actuar con falta de ética y moral, provocando que saliera a la luz más corrupción en la administración de su familiar Danilo Medina, no sólo con las mochilas de Educación-INABIE para su ONG, sino también en la CDEEE de Rubén Bichara, donde la diferencia de precio es abismal (en comparación con las 3 mil mochilas “compradas” por Yomaira), debido a que adquirió la misma cantidad a RD$941 la unidad, lo que equivale a una sobrevaluación de RD$741.

Si nuestro país funcionara, dicha cifra fuera objeto de una investigación criminal y por malversación de fondos.

Los escándalos no se quedan ahí; se puso al desnudo más putrefacción en otras instituciones estatales donde la congresista Yomaira Medina saca dinero para su fundación.  Por ejemplo, sólo del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (FONPER) ha recibido 31 millones de pesos.  También recibe RD$3 millones del Ministerio de Salud Pública; eso sin contar el Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (INAIPI) del cual tengo en mis manos los contratos en originales.  Resulta que la niña linda de Dani empezó recibiendo de INAIPI en el 2015 la suma de RD$4,059,630.40 mediante el contrato No. 2015-057, luego le hicieron una adenda en 2016 aumentando el valor a RD$6 millones y en el 2017 otra más ascendiendo a RD$12 millones.

Y va por más, sin ninguna regulación de en qué se está gastando ese dinero… ¡Más bueno que es así!

Es evidente que la diputada de San Juan, Yomaira Medina, utilizó influencias del poder para lograr que el patrimonio dominicano se volcara a su favor y conseguir que casi todos los funcionarios e instituciones desembolsen tanto dinero hacia su fundación. No se limitó a usar su poderío  en lo político sino también en la prensa, y esto lo confirma lo expresado por ella en el hemiciclo de la Cámara de Diputados, donde reveló que llamó a los empresarios y directores de medios de comunicación para pedirles que no publicaran la noticia del uso de las mochilas de Educación para su Fundación de Mujeres para el Desarrollo de San Juan (FUMUDESJU) a fin de  lograr impedir la propaganda en su contra.

En honor a la verdad, logró parar el escándalo en la prensa tradicional pero en las redes sociales y los periódicos digitales no.  Gracias a Dios que existen estos instrumentos de libertad de expresión y difusión del pensamiento, para que el pueblo dominicano siga diciendo lo que otros callan y se enteren de esas noticias que se esconden detrás de las noticias.

of-am

Comparte:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.