El crecimiento económico dominicano

imagen
EL AUTOR es abogado. Reside en Panamá.

El país de la maravilla, el nueva york chiquito con la economía más pujante y de mayor crecimiento en América Latina, gobernado por un partido político cuyos líderes llegaron al poder desde los extractos más bajo de la sociedad. Sin embargo, en poco tiempo han acumulados más riquezas, que los herederos de empresas que tienen más de cien años de productividad.

Diputados, senadores, ministros, periodistas y militares corruptos, se han hecho millonarios al vapor saqueando el erario público e hipotecando la soberanía.

En el paraíso que vende el gobierno, cada día aumentan mas los suicidios, causados por la depresión que genera la miseria, el desempleo y la falta de oportunidades. Según un informe del Observatorio de la Seguridad Ciudadana en la República Dominicana, en los primeros seis meses del año 2017 se registraron 288 suicidios, la mayoría por la difícil situación económica del país. 

En otro informe de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría, afirma que la alta tasa de suicidios en nuestro país se debe a factores socioeconómicos y culturales. Mayra Nerys Pérez presidenta del gremio, citó las precariedades económicas como una de las causas más frecuente. 

El 05 de Septiembre de 2018, el siquiatra José Miguel Gómez Montero dijo que en América Latina los casos de suicidios andan por seis de cada 100 mil habitantes y que en República Dominicana en lo que va de año se ha aumentado, a veces, hasta un 8 y 9 por cada 100 mil habitantes. Este elevado porcentaje nos coloca en el cuarto peor lugar entre los 29 países de América Latina y el Caribe.  

¡Qué triste realidad! 

Por otro lado, según las últimas dos investigaciones regionales recién publicadas por Barómetro de las Américas (BA) y Latinobarómetro (LB), ratifican la crisis institucional y el deterioro moral del país, con altos  niveles de clientelismo y corrupción, escasa confianza en los partidos, el Congreso, la Policía y la justicia, y muy alta percepción de inseguridad.

De acuerdo a los datos recopilados por ambas entidades, el 60% de los jóvenes entre 18 y 25 años de edad, y el 48% entre los 26 y los 35 años dicen tener la intención de abandonar el país. En término general, el 42 % de la población, quiere emigrar en busca de mejores oportunidades. 

En consecuencia, muchas personas que no disponen de los medios económicos para irse legalmente, se arriesgan lanzándose al mar en frágiles embarcaciones aunque les sirvan de alimentos a los hambrientos tiburones. 

El 15 de mayo del 2018, el vocero de la Armada de la República Dominicana capitán de navío Francisco Augusto Lizardo, informó que la institución ha integrado a la vigilancia de las costas a 600 nuevos infantes de marina y ha incautado 504 embarcaciones que eran utilizadas por personas para realizar viajes ilegales. 

A esta medida, se suma la creación del Departamento de Drones que vigilan constantemente las costas, lo que le permite a la guardia costera el apresamiento de los ilegales, que en ese momento sumaban 2,500, los cuales fueron sometidos a la justicia. 

¡Hasta cuándo tendremos que aguantar tantas injusticias! 

Un padre o una madre de familia, que arriesga su vida tratando de salir de la miseria y buscarle el futuro a su familia, que le niega su patria, lo arrestan y lo mandan a prisión donde lo siguen despojando de lo poco que le queda. 

Mientras que, los delincuentes de cuellos blancos, que antes  residían en las mismas comunidades arropados de pobrezas, se pasean burlándose de todos, exhibiendo sus riquezas mal habida.

 sp-am

Comparte:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.