OPINION: El cara y cruz de los entrenamientos de primavera

imagen

Siempre he  señalado  que los entrenamientos de primavera en las Mayores son una especie de prueba con sus diferencias y estadísticas que no siempre dicen la realidad o son el cara y cruz para algunos jugadores.

EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

Los equipos de las Mayores, sobretodo los de primera categoría, tienen sus nominas casi cubiertas y como mucho están en competencia uno o dos puestos del roster de 25. Muchos jugadores establecidos van a ponerse en forma, sin mucho esfuerzo, pues si están saludables los estelares accionan en al menos 150 juegos y entienden que no hay motivos para acelerar la marcha tan temprano.

Para veteranos como  Adrián Beltré, Robinson Canó, Albert Pujols o John Lackey, por solo mencionar algunos nombres de veteranos establecidos, sus estadísticas no tienen ningún tipo de importancia en la pretemporada, pues al final la salud es lo que importa durante la larga jornada regular.

Giancarlo Stanton, el lujoso fichaje de los Yankees en la temporada muerta, líder de jonrones la temporada pasada (59), ayer  conectó su primer cuadrangular en los entrenamientos de primavera con el uniforme de los Mulos. Todos sabemos que ese caballete lo único que necesita es está saludable, pues  apenas en dos de sus últimas seis campañas ha agotado 450 o más turnos. Él está en un proceso de adaptación con su nuevo conjunto, eso sí, preparémonos a verlo montando su show cuando se cante playball.

Aaron Judge, la mancuerna de Stanton , no ha podido conectar de jonrón en los entrenamientos. El Novato del Año encabezó la Americana en Cuadrangulares el torneo pasado. José Ramírez se consolidó el año pasado con su gran temporada (.318-29-83), All Star, Bate de Plata, tercero en la votación para el MVP de la Americana, ha tenido un entrenamiento muy discreto (.240-1-2).

Nelson Cruz apenas disparó dos cuadrangulares en los entrenamientos del año pasado. En el 2016 promedió .167 durante todo el período previo al inicio de la temporada regular. Este año los números del dominicano han sido casi nulos (.125-1-1 en 16 turnos). Cruz ha promediado 42 cuadrangulares en las últimas cuatro campañas en las Mayores, no obstante jugar la mitad de sus encuentros en el Safeco Field, un estadio donde la bola corre poco.

Stephen Strasburg (15-4 2.52) y Robbie Ray (15-5 2.89) estuvieron entre los lanzadores más dominantes de la temporada 2017. Strasburg no ha tenido buen desempeño en la Liga de la Toronja (0-0 5.06), en tanto Ray ha sido uno de los peores lanzadores en la Liga del Cactus (9.00 de efectividad, permitiendo tres jonrones en sus últimas dos presentaciones).

La otra cara de la moneda la compones jugadores que no han puesto registros de importancia, o peor aun, no han debutado en las Grandes Ligas. Para un jugador fuera de roster ganarse un puesto debe tener la fortuna de fichar con un equipo de segunda categoría, matar la liga o que sus contrincantes estén muy bajo par.

Mike Freeman ha estado en cuatro equipos en sus dos temporadas en las Mayores. Ese caballero ha promediado .134 en 82 turnos en esas dos campañas. Chicago lo firmó con contrato de Liga Menor e invitación a los entrenamientos en noviembre, prendiéndole fuego a la Liga del Cactus y encabezando la pretemporada de Grandes Ligas con un robusto .500 y en  OBP (.563).

Parecido a Freeman es el caso de Mac Williamson, un jardinero que promedia .226 en tres campañas como jugador suplente de San Francisco. Williamson ha tenido una formidable primavera (.424-4-13, 1.394 OPS). Ronny Rodríguez, el veterano de siete campañas en las Menores,  y una de las figuras en los últimos años en nuestra LIDOM, ha lucido muy bien como jugador invitado al campo de los Tigres de Detroit (.333 en 24 turnos).

Miguel Andújar, Kyle Jensen  y Kyle Tucker han sido tres de los principales hombres de poder  en los entrenamientos del 2018. Jensen, con dos jonrones en la regular del 2017, es segundo con cinco batazos para la calle en la primavera. Andújar tomó siete turnos con los Yankees el año pasado. Impresionó a todos con su gran debut en el 2017 y este año pelea por la titularidad en la antesala de los Baby Bombers. Tucker, seleccionado en primera ronda por Houston en el 2015, es el prospecto número dos de los Astros y un  invitado fuera de roster.

Entre los lanzadores con al menos 10.0 entradas en los entrenamientos, el venezolano Elieser Hernández tiene la segunda mejor efectividad (2.70). Es un jugador de 22 años, con seis campañas en las Menores, incluyendo dos en Dominican Summer League, que no ha lanzado más allá de Clase A Avanzada.

Los entrenamientos  de primavera son   cara y cruz para algunos jugadores. Los veteranos y jugadores sembrados solo tratan de ponerse en forma, en cambio  los veteranos de liga menor  sueñan con hacer el roster el día inaugural.

of-am

Comparte: