El cáncer de mama: pronóstico

imagen

SANTO DOMINGO.- A nivel mundial se estima que cada año se detectan 1.38 millones de casos nuevos y hay 458 000 decesos por esta causa, siendo el tipo de cáncer de mayor incidencia entre las mujeres, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, (OMS).

Un diagnóstico de cáncer por lo general llena de pánico, por lo que la profesional recomienda que lo primero que deben hacer el paciente y sus familiares es informarse, saber qué esperar, explica Jazmín García, oncóloga radioterapeuta.

El primer eslabón es conocer la enfermedad, qué tengo, qué pasará. Es necesaria una buena explicación de parte de los médicos. Se precisa saber en qué consisten los tratamientos, cuál es el pronóstico y, el desafío como médico, asegura García.

“Debemos ser capaces de transmitirles que el cáncer, si bien es una palabra maldita, ¡no es más que una palabra! De hecho, y sobre todo en cáncer de mama, un grandísimo número de pacientes se curan”, insiste.

Entre el 75 y el 85 por ciento de las pacientes se cura y si el estadio es precoz, entre el 80 y el 90 por ciento.

Asegura que cada vez es más evidente que los tumores no son iguales en todos los pacientes, que hay un espectro diverso, tan diverso como órganos.

Esto lleva a que no hay un tratamiento igual para el cáncer de mama, cada paciente es única en su perfil molecular, en sus características, por lo que requerirá un tratamiento individualizado, asegura García.

Cuando es localizado el tumor, debe incluir cirugía, y depende del tipo de tumor podrá o no incluir quimioterapia, tratamientos biológicos, hormonales y/o radioterapia, analiza.

¿Cuándo indicar radioterapia? La radioterapia es pilar en el tratamiento de cáncer de mama; cada día existe un manejo más conservador en oncología, dejando de lado aquellas mastectomías mutilantes y con gran impacto psicológico para las pacientes.

Esto se logra gracias a un diagnóstico precoz y al uso de la quimioterapia neoadyuvante, todo lo cual permite realizar la resección del tumor y conservar la mama. En este escenario está indicada la radioterapia a la mama, para prevenir recurrencias locales.

En algunas pacientes se hace necesario irradiar también las áreas ganglionares, que son el primer lugar de extensión del tumor localmente, cuando están afectadas.

La especialista señala que esto ocurre después de una mastectomía, especialmente si el cáncer era grande, o si se encuentra cáncer en los ganglios linfáticos.
Si el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo, tales como los huesos o el cerebro, también toma lugar la radioterapia a título paliativo.
La tecnología. Hoy día se dispone de tecnología que permite irradiar logrando el control local deseado y disminuyendo sustancialmente los efectos secundarios agudos y tardíos, asegura García.

Gracias a los nuevos aceleradores lineales se realizan tratamientos conformados con técnica de radioterapia de intensidad modulada. Se ha avanzado en la reducción de los tiempos de tratamiento, realizando cada vez más tratamientos hipofraccionados, lo que nos permite tratar en menor cantidad de aplicaciones, sin detrimento de la cosmesis y permitiendo a las mujeres reintegrarse más rápido a la vida familiar y laboral.

JPM

Comparte: