Ricardo Martinelli llega a Panamá extraditado por Estados Unidos

imagen

PANAMA.- El expresidente Ricardo Martinelli llegó este lunes a Panamá extraditado por Estados Unidos, para enfrentar un proceso por escuchas ilegales durante su mandato (2009-2014) que implica delitos que pueden costarle hasta 21 años de cárcel.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores informa que en el día de hoy, a las 8:44 am (9:44 a.m. en Puerto Rico) el gobierno de los Estados Unidos de América, hizo entrega formal en territorio panameño del señor Ricardo Martinelli Berrocal, cumpliendo con la orden de extradición autorizada por el Sub Secretario de Estado John Sullivan”, informó la Cancillería en un comunicado.

Según informa el diario panameño La Estrella, el avión que trasladaba a Martinelli llegó a Panamá procedente Miami, Estados Unidos, donde estuvo recluido desde el 12 de junio de 2017, en el Centro de Detenciones Federales por evadir un proceso por interceptaciones telefónicas que adelanta en su contra la Corte Suprema Justicia (CSJ).

El avión había aterrizado en Tocumen, donde hay una serie de autos incluso un helicóptero a la espera del avión que conduce a Martinelli.

De momento no hay información oficial de a dónde sería trasladado Martinelli, una vez llegue a Panamá, aunque su abogado Sidney Sittón dijo que espera que el mismo lunes acuda a una audiencia de control de legalidad en la Corte Suprema de Justicia, que la defensa ya solicitó el viernes pasado.

Ricardo Martinelli debe enfrentar los delitos contra la inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad y contra la administración pública y sus diferentes formas de peculado, por un caso de escuchas ilegales durante su administración (2009-2014) a más de un centenar de opositores, periodistas, líderes cívicos hasta un magistrado del Órgano Judicial.

El Departamento de Estado de Estados Unidosaprobó su extradición bajo la regla de especialidad prevista en un Tratado bilateral en la materia vigente desde 1905, lo que significa que el exjefe del estado solo será juzgado en su país por el caso de las escuchas, una de las cerca de 10 causas penales que le ha abierto el Supremo.

Comparte: