Comentario al ensayo “De Trujillo a Fernández Domínguez y Caamaño: El azar como categoría histórica (1930-1965)”, de Tony Raful

imagen
El autor es ensayista y escritor. Reside en Rhode Island, EE.UU.

POR ELVIS RUIZ

 

Para los dominicanos(as) el tema de la dictadura del déspota Rafael Leónidas Trujillo es, sin lugar a dudas, el tópico más fascinante y del que más se ha escrito y leído en nuestro país por la envergadura que reviste. Sin embargo, también sabemos que muchas publicaciones sobre este tema resultan monótonas y hastiosas porque no hacen aportes nuevos a lo que ya conocemos y parecen estar motivadas más bien por fines comerciales.

 

La labor del investigador y científico social es el de hacer contribuciones nuevas que edifiquen al lector sobre el tema tratado. Con propiedad, Tony Raful descifra estas nociones para explicar cómo lo aleatorio tomó parte en los acontecimientos de ese período histórico. El autor asume con rigor la metodología de la investigación científica, a la vez que profundiza su lectura y documentación en textos extranjeros para probar su tesis, y trabaja de manera consagrada y sin prisa.

 

Esta publicación comprende el tramo histórico que va desde el ascenso al poder de Rafael Leónidas Trujillo, su ajusticiamiento; la presidencia del Profesor Juan Bosch y su golpe de Estado y la Gesta de abril de 1965. El autor nos reta a entender lo desconocido, lo abstracto, lo improbable, aquello que ocurrió y no predijimos y que ciertamente cambió el rumbo de la historia, valiéndose de la teoría de “El Cisne Negro, el impacto de lo altamente improbable” del intelectual árabe Nicholas NassimTaleb.

Sobre Trujillo Raful desmitifica nociones descabelladas que han estado presentes en el imaginario social dominicano sobre el nacionalismo opresor de Trujillo, ideas que se han mantenido presentes como el moriviví y subyacen bajo la  solapa de los funcionarios y sectores oligarcas neo-trujillistas, y tristemente, aún en sectores marginados de la sociedad a quienes engañaron infundiéndoles una falsa historia que ponía a Dios y a Trujillo a la misma altura.

 

A pesar de que el autor analiza “El Cisne Negro” en este tramo histórico, pienso a la vez que nos brinda las herramientas para analizar otros episodios de nuestra historia en la cual este fenómeno ha estado presente, como es el caso del accidentado “Descubrimiento de América”, ya que Cristóbal Colón apoyado en los relatos de viaje de Marco Polo, pretendía llegar a las islas de la India, en búsqueda de especia, perlas, oro, plata y piedras preciosas. Pero cuando uno de los tripulantes de una de las flotillas de las tres naves divisó tierra, no habían llegado a la India, su destino final, sino a la isla caribeña de Guanahaní. Y este acontecimiento, este primer momento del “descubrimiento del nuevo mundo”, desde la visión occidental, de contactos entre dos culturas distintas, iba a depararles destinos muy distintos. En nuestro caso, los pueblos y naciones de Las Américas, somos el producto de este accidentado acontecimiento.

 

Esta teoría del Cisne Negro también puede extrapolarse a la aparición del internet, o los ataques terroristas del 11 de septiembre a esta nación. Es lo inesperado, la magnitud de los hechos y sus consecuencias históricas.

 

Esta obra de Tony Raful ciertamente agita el pensamiento crítico y estimula la búsqueda creativa, creando sin dudas, un nuevo lector, mas ávido y menos conformista
cafeydomino@yahoo.com

jpm

Comparte:
  • Navajita Espaillat

    Fernandez Dominguez y Caamao,dos hijos de 2 asesinos Trujillistas que quisieron jugar al soldado y FRACASARON.Acaso ambos no participaban en las Orgias de Torturas en el 9 y La 40,y sintieron el Espiritu de Libertad y Bien a Raiz que su vida acomodada de Oficiales Privilegiados le iba a cambiar al desaparecer el Jefe.

  • Dalton

    Los enemigos de Rafael Leonidas Trujillo Molina se encargaron de escribir la historia funesta a su antojo , debido a la cobardia de sus amigos.

    • aalinareyes

      De acuerdo 100%. Pero, siempre la verdad aflora! Que viva El Jefe!