Calculados ataques contra el magisterio

imagen
EL AUTOR es catedrático universitario y dirigente del PTD. Reside en Santo Domingo.

 

 

Todo parece indicar que un influyente sector de poder,  busca desacreditar las instituciones que con trabajo, esfuerzos y sacrificios ha construido el magisterio dominicano en casi medio siglo de luchas  y desde los cuales fomentan y sostienen principios de solidaridad, ayuda mutua y defensa del sector.

Los cuestionamientos a la Cooperativa Nacional de Maestros, Inc. (COOPNAMA) y a la Asociación Dominicana de Profesores, ADP, indican la existencia de una  conspiración que une  intereses  empresariales y de políticos gubernamentales  que tienen un objetivo  construir la falsa imagen de que estas instituciones perjudican al maestro, cuando no es así.

El lanzamiento de honor, para activar  toda una batería  contra del magisterio y sus instituciones,  fueron las acciones y denuncias del  Ministro de Educación, quien asumiendo las facultades constitucionales del poder legislativo  impuso regulaciones  en  la manera que los maestros deben usar sus salarios.

Las  estridentes denuncias que indicaban la existencia de miles de maestros  fuera  de nómina a miles porque supuestamente no  trabajaban, tenían como trasfondo arrinconar a los docentes, aunque  el ministro  ha reconocido que  más del 95% de los suspendidos  cumplen con su labor  y que  no son responsables de las fallas en el tramite  de sus licencias médicas y jubilaciones.

El frente mediático que opera para desacreditar a la principal institución de economía solidaria del país, la COOPANAMA, sugiere que dicha institución  maneja y consume dinero público, cuando todos sabemos  que son fruto de trabajo honesto y aportado  voluntariamente  por los maestros.

El 11 de Octubre 2017, el periódico El Día,   título  en primera plana: “Descuentos superan presupuestos 14 ministerios. Coopnama recibe al mes RD$1,300 Millones. Las retenciones hechas a los empleados de Educación representan el 20 por ciento de la nómina del sistema educativo”  destacando un artículo  de Estarlin Taveras, sobre los aportes a la entidad.

Al destacar que el monto que percibe la Coopnama es superior  al  presupuesto de 14 Ministerios, se busca que los lectores infieran que se trata de dinero público  asignado a la cooperativa, en detrimento de las instituciones listadas en el artículo, cuando lo cierto es que se trata de aportes y pagos que los maestros realizan de los salarios que ganan.

Al afirmar que: “Entre esos descuentos se encuentran deducciones a docentes que han contraído deudas superior al 90% de sus salarios, montos que religiosamente deben ser entregados por educación a la Coopnama”, se omite la normativa que obliga a las  entidades, públicas y privadas, a retener  y entregar a las cooperativas las sumas autorizadas por los servidores, y  la ley  n pone límite  a dicho descuento.

Relevante es destacar la capacidad del magisterio dominicano para realizar aportes y pagos por RD$1,300 millones mensuales, usando 20% de sus ingresos,  siendo loable que lo haga  para una empresa de economía solidaria donde son dueños y por tanto beneficiarios tanto de  los servicios como  del excedente generado.

Debiera felicitarse la visión  de los maestros  para  construir colectivamente  ese esfuerzo mutualista que le ha servido por más de 45 años de manera eficiente y solidaria, cuando en el pasado ninguna institución bancaria le daba financiamiento, dado sus bajos ingresos, situación que los llevó a crear su propio espacio de ahorro y crédito, que tiene es la Coopnanma.

Gracias a la importancia  constitucional  que se confiere a la labor docente, se han mejorado  los sueldos del sector   abriéndose el apetito insaciable  de la boa bancaria, que aplicando las practicas más  perversas de que dispone el capitalismo,  encuentra “voluntarios” para detractar una institución,  que es un instrumento idóneo desarrollo sostenible.
Sobre cualquier diferencia que se  tenga con dirección  administrativa,  hay que  reconocer que  Coopnama contribuye al incremento del ahorro nacional , ayuda a mejorar la calidad de vida de los docentes,   aplica la democracia y  garantiza la participación  de sus socios  en la toma de decisiones,  teniendo estos el poder para cambiar lo que sea necesario en la misma.

Ojalá su dirección, las fuerzas que  en Coopnama  cohabitan y los  asociados,  tengan la madurez para saber a qué tipo de demonios enfrentan,  tomando los correctivos para mejorar su desempeño,  fortalecer su institucionalidad y bajar al mínimo rentable,  la oferta de precios en sus productos y servicios, para que sus socios sientan más orgullo del que expresan por la misma.

JPM

Comparte: