Bolivia estrena su nuevo palacio presidencial

imagen

BOLIVIA.- Luego de seis años de construcción, se inauguró el nuevo Palacio de Gobierno de Bolivia, también bautizado por la actual administración como Casa Grande del Pueblo.

Se trata de una edificación de 26 pisos construida en casi 1.900 metros cuadrados, con un costo de 36 millones de dólares. Cinco ministerios se trasladarán a esta nueva casa de gobierno, que además del despacho presidencial y varias salas y salones de reuniones y un helipuerto, tiene un auditorio disponible incluso para actos de promociones escolares, según el presidente Evo Morales.

El mandatario justificó la construcción por dos motivos: uno material –el Estado gasta hasta 20 millones de dólares al año en alquileres de ambientes–, y el otro simbólico: “La tarea es cómo acabar ese Estado inquilino, no solamente ese Estado limosnero, y segundo, después me di cuenta de que no había símbolos andino amazónicos, todo era europeo, español, griego”.

Queda atrás el llamado “Palacio Quemado”, una construcción de 1551, en adelante museo, símbolo del Estado colonial y neoliberal para Morales, pero también de la independencia de España en 1825 para muchos otros.

Controversia por los lujos del nuevo palacio

El nuevo palacio se inaugura en medio de una polémica porque también será la vivienda del presidente quien dispondrá de todo un piso con sauna e incluso gimnasio.

of-am

Comparte: