Santo Domingo. Rep. Dom. - 23 de Octubre 2014
Internacionales
4 Septiembre 2013, 07:28 AM, Comentarios
El G20 se centrará en "empleo de calidad"

"Crecer y crear empleos de calidad", esta es una de las prioridades de la presidencia rusa del G20 y uno de los temas incluidos en la agenda de la cumbre que se celebra los días 4 y 5 de septiembre en la ciudad de San Petersburgo, "la primera desde noviembre de 2010 no dominada por las medidas urgentes para resolver la crisis", tal como ha destacado una alta funcionaria estadounidense.

La cita arranca este jueves con una recepción oficial en la que el presidente ruso Vladímir Putin, recibe en el palacio de Constantino a los jefes de Estado y Gobierno de los 26 países -miembros permanentes del grupo y seis invitados- que acuden a la cumbre.

Tras la ceremonia, los líderes mantendrán una primera reunión para hablar del "Crecimiento económico y economía global", tras lo cual se desplazarán al vecino Peterhof para mantener una cena de trabajo en la que se tratará, entre otros asuntos, el desarrollo sostenible, según la agenda adelantada por el Kremlin.

La segunda jornada empezará con una temprana reunión entre el presidente ruso y los agentes sociales del G20, y posteriormente los mandatarios volverán a sentarse a la mesa para centrarse en las "Inversiones, los estímulos al crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo".

Antes de dar la cumbre por concluida, los líderes del grupo integrado por las economías más desarrolladas y pujantes del mundo mantendrán un tardío desayuno de trabajo para discutir los problemas del comercio internacional en su relación con el crecimiento económico.

Otras cuestiones que abordarán los líderes de los países más desarrollados del mundo y de las potencias emergentes son las medidas para combatir la evasión de impuestos, así como la corrupción y el cambio climático.

Preocupación por la retirada de estímulos en EE.UU.

Por otra parte, Brasil, Argentina, México y las grandes economías emergentes plantearán su preocupación ante la posible reducción de los estímulos monetarios en EE.UU., una perspectiva que ya les causa una fuerte fuga de capitales y que ha afectado a sus monedas.

Brasil ha articulado sus posiciones también en el ámbito del foro BRICS, que integra con Rusia, India, China y Sudáfrica, las otras cuatro grandes economías emergentes del planeta.

En esos países, al igual que en Indonesia y en otras economías pujantes del sudeste asiático, las monedas nacionales se han depreciado en medio de un proceso de migración de capitales hacia el dólar, que se ha beneficiado de una prevista alza de los intereses en EE.UU. y del clima especulativo previo al posible fin de los estímulos.

Según han manifestado las fuentes oficiales brasileñas consultadas por Efe, cuando intervenga en la Cumbre del G20 la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, hará un firme pronunciamiento, en el que alertará sobre la mayor volatilidad que provocaría en los mercados cambiarios un "abrupto cambio" de las políticas monetarias estadounidenses.

En ese sentido, aseguraron que Rousseff será "respaldada" por los líderes del grupo BRICS, que además aprovecharán la cita para reunirse y avanzar en el proceso de creación del banco de fomento conjunto.

La crisis siria planeará sobre la cumbre

La cumbre, a pesar de congregar un foro centrado en asuntos económicos, será un año más el escenario perfecto para tratar diversos asuntos políticos de actualidad, ya sea entre todos los socios, en grupos multilaterales o en reuniones bilaterales.

Con la sombra del anunciado ataque a Siria por una alianza cuyos principales ideólogos estarán en la cumbre -los presidentes de Estados Unidos, Francia y Reino Unido- planeando sobre la cita, no está claro que el presidente estadounidense, Barack Obama, se reúna con el anfitrión para hablar sobre el controvertido asunto.

El Kremlin sí ha anunciado ya reuniones bilaterales de Putin con el primer ministro italiano, Enrico Letta; el jefe del Gobierno japonés, Shinzo Abe; el líder chino, Xi Jinping; la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye; y con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

España acude por segunda vez a una cumbre del G20

El presidente del Gobierno, que viajará acompañado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, acude por segunda vez a una cumbre del G20 después de que en 2012 asistiera a la que se celebró en Los Cabos (México), y la situación económica de España, según recalcan fuentes del Ejecutivo, es bien distinta de la que existía entonces, cuando se barajaba la posibilidad de que el país necesitara un rescate.

"España, para bien, ya no es protagonista de esta cumbre en clave de atención por lo que pueda suceder en la economía del país", han señalado las fuentes del Ejecutivo, que han subrayado que el presidente del Gobierno expondrá ante el resto de líderes del G20 que se ha superado la situación de aquel momento tras muchos esfuerzos.

Advertirá de que aún queda mucho por hacer y, por ello, proclamará el total compromiso de España para seguir avanzando en el proceso reformista y dar pasos decididos hacia la total superación de la crisis.

Rajoy abordará la necesidad de seguir avanzando en cuestiones que considera esenciales para la economía mundial y que pueden tener una gran repercusión en España como el tratado de comercio entre la UE y EE.UU.

Por otra parte, también apoyará totalmente otra de las metas de la cumbre: la erradicación de los paraísos fiscales.

Plan de acción contra la evasión fiscal de las multinacionales

Las conclusiones y los principales acuerdos de la cumbre serán recogidos en la Declaración de San Petersburgo, un documento que constará de doce apartados y reflejará de manera amplia todos los asuntos tratados durante las dos jornadas.

Otra decena de documentos serán rubricados como anexos a la Declaración, entre ellos el ambicioso Plan de Acción de San Petersburgo, que incluirá medidas coordinadas para la creación de nuevos puestos de trabajo y el impulso al crecimiento económico global. Contemplará estrategias y objetivos individualizados para cada uno de los países del G20 en lo relativo a la reducción de la deuda y el déficit públicos.

El otro documento estrella que deberán ratificar los líderes reunidos es el plan de acción contra la evasión fiscal de las multinacionales elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Este ambicioso plan pretende erradicar las prácticas que permiten a estas empresas, en particular las del sector tecnológico, evadir impuestos tanto en los países donde tienen sus sedes jurídicas como en aquellos donde tienen sus centros de producción.

Fuente: RTVE.es

jt/am

  • Compartir en:

Comentarios

Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra: