Santo Domingo. Rep. Dom. - 21 de Septiembre 2014
Opinión
4 Septiembre 2013, 08:07 AM, Comentarios
Escuela de formación continua para la PN
Por DARIO NIN

El  Mayor General Manuel Castro Castillo, un policía de larga data,  de lo cual puedo dar fe y testimonio pleno, porque lo conocí cuando aún  las estrellas estaban lejos (exactamente veinticinco  años atrás)  diligente, tiene en sus manos hoy la mayor oportunidad otorgada a jefe  alguno para transformar desde las propias entrañas de la institución a la Policía Nacional.

¿Por qué es la mayor oportunidad?  Lo es,  porque desde la más alta instancia política de esta Nación,  existe la voluntad para que esto suceda o  avancemos significativamente.

Hubo un Jefe de Policía ( Mayor General Rafael Guerrero Peralta), a quien reconozco haber iniciado un adecentamiento en la institución (le invito a hacer memoria de su gestión), para que recuerden los esfuerzos de Guerrero Peralta, pero a pesar  de ese esfuerzo  no le alcanzó el tiempo  para hacer todo lo que tenía en mente. El tiempo “vuela”  y como él también hicieron lo propio gente como el mayor General  Manuel de Jesús Pérez Sánchez  y el Tte. General  Bernardo Santana Páez (con mencionar a estos, no intento quitar mérito a los demás).

En la Policía conozco otros cargados de buenas intenciones y dispuestos, que enumerarlos me llevaría esté artículo; aunque es de justicia mencionar un par de nombres: Mayor General Henry Peralta Jiménez, a quien todo el que lo ha tratado sabe por qué lo distingo, y a alguien a quien he conocido recientemente, pero a quien ya veo disposición de coadyuvar  con disposición absoluta en la tarea;  me refiero al general  Pablo de Jesús Dipré, Director  Ejecutivo del IDIH.

Pero bien, la intención de este escrito no es reconocer méritos personales en particular, sino hacer una sugerencia al jefe de la Policía Nacional.

La sugerencia va en el sentido de instar al jefe policial, para que refuerce al Instituto de Dignidad  Humana  de la institución (IDIH),  o de la manera que lo considere pertinente se implemente la modalidad de formación continua de los agentes policiales, en especial  a la Policía  Preventiva (la uniformada), en aspectos como  redacción, ortografía , caligrafía y digitación e igualmente se exija con carácter de obligatoriedad  que todo agente de la Policía Nacional   aprenda a conducir vehículos de motor;  dotándolos de sus respectivas licencias  y  además, dominen la práctica de  los primeros auxilios.

Con sólo eso se mejoraría  sustancialmente el servicio policial. Todo esto, se complementaría con la educación de las  emociones  y sensibilidades de los agentes, a fin de que aprendan a lidiar efectivamente con los conflictos a que están llamados, por el carácter de su oficio.

Los recursos económicos  a invertir en esta tarea son insignificantes con relación a los resultados positivos que está llamado a reportar; además, seguramente habrán muchas instituciones públicas y privadas dispuestas a colaborar en la consecución de los objetivos que un programa como el propuesto persigue.

Desde hoy Centro Persona, se pone a disposición de este proyecto y dice presente en la tarea propuesta.

  • Compartir en:

Comentarios

Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra:
Más Noticias