Sin embargo, para continuar con el cultivo local de arroz, se están utilizando semillas provenientes de una compañía de Texas, que sí cumple con los parámetros federales y estatales.

“Reconocíamos sí que existía esa posibilidad de que hubiera algún impedimento de cuestiones sanitarias para la importación de semillas”, expresó la Secretaria de Agricultura en entrevista radial (Radio Isla).

Dijo que, a pesar de las dificultades para traer las semillas, “nosotros hemos continuado con el acuerdo de asesoramiento técnico (con República Dominicana)".

"Los agrónomos dominicanos están con nosotros en Puerto Rico asesorándonos en la siembra pero la semilla que estamos utilizando es semilla que viene desde Texas”, destacó Comas.

“Ya tenemos 100 cuerdas sembradas y en las próximas semanas estaremos recibiendo semilla adicional desde Texas para la producción de arroz”, detalló.

Comas aseguró que el cultivo de arroz integral, que se destinará principalmente a los comedores escolares del país, “ha crecido muy bien, de forma pareja” y “las plantas tienen unas seis pulgadas de crecimiento”.  ´

La República Dominicana tiene este nuevo inconveniente cuando aún no ha subsanado otro con Haití, país que ha impuesto una veda a productos pecuarios y a plásticos quisqueyanos.

sp-am