Santo Domingo. Rep. Dom. - 31 de Julio 2014
Salud
19 Agosto 2013, 07:19 PM, 1 Comentarios
Vejez y enfermedades
Por ARCENIO ESTEVEZ MEDINA.

A medida que van mejorando las condiciones de vida y se controlan los factores de riesgo para las enfermedades que causan un gran porcentaje de las muertes, vemos que más personas llegan a ser adultos mayores y aumentan las posibilidades de que haya una alta incidencia de las enfermedades propias de ese segmento poblacional.

La población de más de 65 años es el 8.2 por ciento de la cantidad total de personas en el mundo. Los hombres que están en este segmento poblacional son menos, con 257 millones y las mujeres constituyen la mayor cantidad con casi 322 millones de personas.

En la República Dominicana esta cifra está por debajo de la media mundial, pues el 6.9 por ciento de la población tiene más de 65 años de edad. Esto significa que muchos individuos mueren antes de llegar a esa edad y que se debe trabajar para alcanzar el promedio mundial de esta estadística.

Al hablar de envejecimiento no podemos pensar en enfermedad aunque, con frecuencia, muchos médicos cuando no encuentran un diagnóstico para justificar dolencias de una persona en edad geriátrica, dicen que eso es por la edad y hasta llegan a decir que eso es el “ácido viejúrico” para atribuir el trastorno a la edad avanzada del enfermo. Esto obliga a establecer que el envejecimiento es un proceso fisiológico del ciclo de un ser vivo. Sin embargo, no podemos negar que el este proceso, viene acompañado, con frecuencia, de un riesgo mayor de padecer enfermedades.

a-. Efectos sociales del envejecimiento.

La edad de retiro para los adultos mayores, se ha ido subiendo a medida que la esperanza de vida aumenta para que el trabajador que cotiza en las administradoras de fondo de pensiones aporte mayor cantidad de dinero. Por otro lado, las personas tienen más posibilidades de sufrir enfermedades a medida que aumenta la edad y un elemento a tomar muy en cuenta es el hecho de que las personas de tercera edad pierden gran parte del contacto afectivo con sus seres queridos y en otros casos los dejan para cuidar a los nietos. Muchos no tienen acceso a los planes de pensión, sobre todo en los países no desarrollados y entran en un segmento poblacional expuesto al abandono por parte de la sociedad a la que dio sus mejores años y tiene que vivir de la caridad y la solidaridad de los ciudadanos que piensan en el momento en que ellos lleguen a estar en las mismas condiciones de vida y aportan de manera informal para ayudarle a mal terminar de vivir.

Este situación plantea un escenario social deprimente caracterizado por el estigma de la indigencia, que al mismo tiempo trae enfermedades, desnudez, deterioro de la dignidad y un cuadro que se convierte en la carta de presentación de la mayoría de los países pobres, donde muchos pierden la motivación para luchar por una sociedad más justa, aunque también algunos ven la oportunidad de crear Organizaciones no Gubernamentales para dar apoyo a esas personas.

b-. Efectos físicos del envejecimiento.

Como todo ser vivo, el humano está sujeto a las leyes de la naturaleza nace, crece, se desarrolla, reproduce, envejece y muere cuando cumple su ciclo vital. Son etapas por las que debe pasar, a menos que muera antes.

El envejecimiento es la etapa anterior a la muerte, si el ciclo se desarrolla de manera regular y viene acompañado del lógico e ineludible deterioro y cese de las diferentes funciones. Los órganos empiezan a no poder cumplir a cabalidad con su función y por el aumento de las esperanzas de vida hay más oportunidad de expresarse muchas enfermedades cargadas de un alto componente hereditario y además por el periodo de vida útil de estos órganos, comienzan a manifestarse los signos y los síntomas del fallo.

También debemos destacar que el estilo de vida desordenado que hoy en día lleva la mayoría de las personas, el crecimiento de la contaminación medioambiental, cada vez menos controlable y la alimentación desequilibrada, inspirada más en satisfacer la ley de la oferta y la demanda que en producir un aporte nutricional para la salud han hecho que el ser humano se vea expuesto a muchos riesgos de padecer males. Por otro lado, el uso irracional de la tecnología ha hecho que aparezcan, nuevas enfermedades y que se presenten otras que casi no se veían. Un ejemplo importante de este último caso es también, la exclusión social a que son sometidas muchas personas por no tener acceso a los dispositivos necesarios y esto trae muchas enfermedades mentales e incluso físicas.

El envejecimiento aumenta el riesgo de sufrir de cáncer por la acumulación de varios factores de riesgo que hacen que una célula inicie el proceso hacia la malignidad.

  • Compartir en:

Comentarios

Enviado el 22 de Mayo 2013  |  #36035

dr. francisco monegro


Gracias por esta informacion sbre los emvejecientes. estamos dirigiendo los medicos pensionados y jubilados de nuestro pais donde mas del 95% pasam de 65 años con serias limitaciones incluyendo la economicas/pesiones de miseria/
estamos organizando una caminata en el mirador sur por la salud y vienestar del envejeciente y los pensionados
Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra: