Santo Domingo. Rep. Dom. - 25 de Noviembre 2014
Opinión
6 Mayo 2013, 10:48 AM, 18 Comentarios
Los años oscuros de Trujillo (1)
Por FERNANDO INFANTE

De Rafael Leonidas Trujillo es bien conocido que su primer empleo formal fue el de telegrafista, actividad que aprendió inducido por su tío Plinio Pina Chevalier y en la cual se desempeñó durante tres años (l907-l910) en la ciudad de Santo Domingo y las comunidades de Baní y San Cristóbal.

Cuando renunció a esa ocupación, su vida entró en un período poco esclarecido por la falta de datos documentales que identifiquen en que ocupó su tiempo hasta su ingreso como guarda campestre en el ingenio Boca Chica; y esto debió de ocurrir según se desprende de este análisis, meses después de que el gobierno de los Estados Unidos impusiera un gobierno militar de ocupación a la República Dominicana (1916).

El estudio de la vida de Trujillo evidentemente que ha tropezado con falta de claridad y confusión en su hoja de vida en el lapso que va desde sus diecinueve a los veinte y cinco años de edad. Cuando esto ocurre en personajes históricos, esa laguna documental es sustituida por la especulación y la imaginería, que siempre es fecunda.

La conjetura unas veces, y otra la tradición oral, han sustituido el dato concreto de esos años oscuros de Rafael Leonidas Trujillo, tal como lo han señalado en sus obras la mayoría de los autores que han escrito sobre la vida de este militar y político quien ejerció un poder despótico durante treinta y un años (1930-1961) de profunda y dramática proyección en la sociedad dominicana.

Víctor Medina Benet, quien permaneció en el país durante el gobierno de Horacio Vázquez (1924-l930), desempeñando un cargo como escribiente de la Legación Americana, recogió en un libro sus experiencias en este país durante ese período. Señala en su obra este autor que Trujillo, “después de dejar el oficio de telegrafista (julio l9l0), ingresó a la Escuela de Agronomía que existía en San Cristóbal, de la cual tuvo que salir por haber “hurtado” dos sillas de montar que se encontraban en dicha Escuela”.

Ya antes, el periodista Albert C. Hicks, en su libro “Sangre en las calles”, le había atribuido ese delito, sin identificar la fuente de donde obtuvo la información: “…. cuando se enteró de que habían llegado a la Estación Agronómica Experimental de San Cristóbal tres valiosas sillas de montar inglesas, las robó, siendo detenido poco después, como quien dice, con las manos en la masa”.

En una crónica histórica sobre Hato Mayor, se encuentra que “….y desde San Cristóbal emigró hacia el Este en busca de aventuras. Fue labriego echador de días por paga, en Vicentillo; y allí juró soltar la azada y engancharse a la Guardia Nacional Dominicana. Laboró como carretero boyero del general Juan María Peguero en la hacienda Los Haitises, en San Pedro de Macorís.” En esos años difusos en la historia de su vida, como ya hemos dicho, la tradición oral le ha atribuido a Trujillo dedicarse a las más diversas actividades; desde peón agrícola, cuatrerismo; bandolero, proxeneta, matón e informante. Crassweller, en su conocida biografía de Trujillo, recoge informaciones sobre los delitos que le atribuyen y se refiere “a la falsificación de un cheque o pagaré”, delito por lo cual fue condenado, pero “Trujillo se la compuso para evitar el encarcelamiento”.

También se ha escrito que fue un vago y hombre de parrandas y guitarra, como describe Euclides Gutiérrez Félix su conducta durante aquel tiempo, y que, señala este autor, llegó a enfrentar la justicia por algunas de sus fechorías. Su participación en la violencia revolucionaria, algo muy corriente en la época, tampoco ha estado ausente de su intenso y agitado prontuario durante esos años; -al parecer- como tanto se ha escrito, aunque de su participación en revueltas lo excluyen dos autores de importantes publicaciones; uno, de haber “tirado tiros”, y el otro va más lejos y dice: tenía aspecto marcial, energía e innegables dotes de mando. Era horacista como su padre y sus hermanos, pero jamás había intervenido en acciones de guerra.

ACTIVIDAD POLITICA

Sin embargo, según los documentos que publica el Archivo General de la Nación, en su boletín No. 129, desde 1912 y los primeros meses de l914 demuestran que Trujillo mantuvo junto a su padre una activa militancia política. "En esos años el país estaba viviendo una guerra de desgaste, una guerra generalizada, atizada desde Haití y desde el interior por el general Horacio Vázquez. Los Victorias (los quiquises) no negociaban… “Todo indica que para octubre de l913 la familia Trujillo Molina señalada en actividades conspirativas tenia presos en San Cristóbal al padre y cuatro de sus hijos”. El 31 de ese mismo mes por disposición del presidente Bordas el padre fue dejado en libertad y Rafael Leonidas (Chapita) el 7 de noviembre.

A propósito de la actividad política en que estuvo envuelto Trujillo en aquellos años, en las breves referencias que aparecen en numerosas obras, sus autores le han identificado como fiel seguidor del caudillo Horacio Vázquez; sin embargo, en “los documentos encontrados en los expedientes de la Guardia Republicana y la correspondencia de la Gobernación de la Provincia de Santo Domingo de l912 a 1915 prueban que, no solo él, sino gran parte de la familia Trujillo Molina estaba involucrada en conspiraciones y jugando extraños papeles ante el Gobierno, incluyendo a su padre, tanto en contacto con los revolucionarios, como colaborando con las autoridades de San Cristóbal durante el gobierno de Bordas”. Dichos documentos demuestran, además, que Trujillo estuvo brevemente preso por asuntos políticos, no revolucionarios, en dos ocasiones: el 21 de octubre de l913 y liberado el 7 de noviembre; y el 24 de abril de l9l4 hasta el 5 de mayo.

Sus andanzas en ese tiempo, ciertamente no debieron ser convenientes para hacerlas figurar en sus biografías, y por esto, algunos panegiristas omitieron ese periodo en sus apologías o lo envolvieron en descripciones sublimes, vanas y eufemísticas. El primero de esos perfiles de rasgos heroicos lo escribió Rafael Vidal Torres, en l933, al Trujillo cumplir su tercer año en la Presidencia. De ese documento extraemos el siguiente párraf “La influencia del medio ambiente y del tiempo unido a la relativa escasez de recursos de la familia, conspiró contra su educación que vino a ser tan limitada como la de casi todos los jóvenes de su tiempo (…) El es así su propio maestro y el propio conductor de su vida y de su educación. Trabaja y aprende en la dura escuela de la vida y forja el mismo con su acero propio el armazón de su personalidad”.

Cinco años después, en l938, cuando Gilberto Sánchez Lustrino publicó su biografía de Trujillo, evadió la etapa oscura de la vida de su biografiado, hasta llegar con una retórica rebuscada al empleo en el ingenio Boca Chica: “Con decisión temeraria vuelve a lanzarse en pos de sus quimeras y ahora ocupa su tiempo en las responsabilidades de un alto destino en el ingenio Boca Chica”.

Abelardo René Nanita, en su obra “Trujillo”, al parecer inspirado en la prosa épica de Vidal, escribió: “En la calcinante fragua de la lucha por la vida se ha templado lentamente su carácter; su instinto de luchador adquirió formidables impulsos y se forjó a martillazos, en el yunque de la adversidad”.

También de Ernesto Vega Pagán, leemos que prefirió recoger la descripción pomposa acerca de la vida de Trujillo en su juventud. En la introducción de su “Biografía Militar de Trujillo”, transcribe el trozo más sublime de la ya citada reseña de Rafael Vidal Torres.

En cambio, Ramón Emilio Jimenez, quien estuvo entre los primeros intelectuales que le sirvieron a Trujillo e incluso se desempeñó en dos ocasiones como su secretario particular, en la biografía que publicó sobre este gobernante no hace ninguna referencia a aquellos años sin huellas de su biografiado. I

RECUERDOS

Al autor de este trabajo, la doctora Maritza Didiez Bernardino, casada con el arquitecto Virgilio Dalmau, le ha proporcionado testimonios inéditos que son los recuerdos de infancia que le dejaron su tía Lucrecia Elisa y su madre, Nereyda María Bernardino Martínez, fallecidas en los años 2007 y 2008, respectivamente, ambas próximas a los cien años de edad y con clara lucidez mental. Esos recuerdos son los que nos han permitido reconstruir, hasta donde ha sido posible, aquellos años inciertos de la vida de Trujillo, tarea que hemos asumido con entusiasmo por el nuevo aporte que esto podría significar en el estudio de Rafael Leonidas Trujillo.

Para el rastreo que nos hemos propuesto, debemos volver al año l910 cuando Trujillo salió de la escuela de agronomía debido a circunstancias poco decorosas, si se da por cierta la afirmación de Hicks, la cual ha sido recogida por otros autores. Sin embargo, Euclides Gutiérrez Félix, en su obra “Trujillo, monarca sin corona”, aunque prolija en detalles, no ofrece ese dato; y en cambio, señala lo siguiente: “Meses antes de finalizar el año (l910) Trujillo renunció a su trabajo de telegrafista, ausentándose por largo tiempo del lado de sus familiares”.

Lo cierto es que desde los meses finales de 1910, los autores que han tratado el tema Trujillo hasta su ingreso al central Boca Chica no han aportado datos concretos acerca de sus actividades. Solo algunos citan que el 3 de enero de 1913 apareció publicada en el periódico Listín Diario, una apología suya al general Ramón Marcelino (Jimaquén) escrita en San Cristóbal. En este mismo año, el día l3 de agosto figura registrado su matrimonio canónico en la parroquia de su pueblo natal, con Aminta Ledesma, su novia de juventud. “Este matrimonio sería anulado en l954 para contraer nuevo enlace matrimonial por la Iglesia, con su esposa desde 1935, María Martínez” (esta coletilla figura en el libro donde está registrado el matrimonio Trujillo-Ledesma de dicha parroquia) (F:I)

Ese mismo año de 1914 murió su primera hija, Julia Génova, quien vivió apenas un año y la cual contrajo una enfermedad infecciosa. En esa ocasión, escribió muchos años después su segunda hija, Flor de Oro, que su padre dio entonces una muestra de gran determinación: “San Cristóbal no tenia doctor y papá, desesperado, tomó prestado un viejo caballo y cabalgó hacia la capital en busca de ayuda: El río Haina estaba crecido por las lluvias y él luchó contra la corriente durante horas, alcanzando por fin el otro lado agotado y casi desnudo. Pero localizó al doctor y regresó a casa, solo para encontrar a mi hermana muerta. Ferozmente papá exclamó: “Algún día, construiré un puente sobre ese maldito río”.

Los datos recogidos hasta aquí, llevan a inducir que, desde su imprecisa estadía en la escuela de Agricultura hasta el 1914, Trujillo se mantuvo residiendo en su comunidad natal, y tuvo una dedicación al partidismo político, aunque Medina Bennet, quien sostuvo conversaciones con la primera esposa de Trujillo, Aminta Ledesma, refiere en su obra que Trujillo, después de casado “(…) Vivía del cuento, arrimado a su familia…arañando por aquí y por allá…”.

Vale recordar que el contexto político que prevaleció en la república durante los primeros quince años del siglo veinte fue sumamente inestable, con excepción del período del presidente Ramón Cáceres (l905-1911), bajo cuyo mandato se encauzaron algunas iniciativas de adelanto en la vida dominicana.

Leamos lo que dice el doctor Agustín Acevedo, testigo de primera línea de aquel moment “El modus vivendi, establecido en el país en virtud del decreto del presidente Morales, de fecha 31 de marzo de 1905, y la suspensión del pago de las deudas por disposición del mismo, permitían relativa holganza en la vida económica del país (…) lo que llevó alguna confianza al público, contribuyendo a aminorar un tanto el espíritu revoltoso”.

César A. Herrera, reconocido historiador, también se refiere a lo convulsionado de aquel tiempo cuando escribe: “Con la muerte por asesinato del Presidente Cáceres volvieron los problemas políticos y financieros a entorpecer el progreso general del país. La guerra civil envolvería todo el territorio nacional (…). Como bien señala el historiador Herrera en su obra arriba citada, la república entró de nuevo en la turbulencia revolucionaria.

Empero, en contraste con el espíritu bélico de los bandos caudillistas, el ánimo progresista no se había interrumpido del todo y en el mes de marzo de 1912 mientras existía una fuerte tensión por el juicio contra las personas que participaron en el asalto y asesinato el presidente Cáceres: “A pesar del espíritu convulsivo de aquellos días “se dio comienzo a la carretera de La Vega a Moca y se siguió trabajando en la de Santiago a Monte Cristi, y también se dio comienzo a los estudios del acueducto y del alumbrado eléctrico de Santiago”. Dos años después, en el mes de abril de l9l4 “fue oficialmente inaugurada la carretera de Santo Domingo a San Cristóbal y enseguida se colocó la primera piedra para extender la vía hasta Baní”.

En aquel clima político y económico, la región Este del país vivía prácticamente de la producción de la caña y en algunas de sus comunidades se encontraban establecidas varias factorías de azúcar de capital norteamericano. Esto trajo prosperidad a toda la zona, particularmente porque desde los albores de la primera guerra mundial, ese dulce alcanzó los más altos precios en el mercado internacional., al desaparecer, prácticamente, de los campos europeos el cultivo de la remolacha para la producción de azúcar.

(continuará)

  • Compartir en:

Comentarios

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #27883

Alina


No sabia algunos de estos datos. Pero me dan a entender una vez mas que Trujillo fue un ser admirable. Ahora entiendo por que se esmero en construir tantas escuelas, tantos puentes. El solo hecho de ser su propio profesor es motivo de admiracion a este hombre. Que Viva Trujillo!

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #27884

Agustín Perozo Barinas


Muy interesante... En espera impaciente por la segunda entrega.

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #27896

timothy macCormy


....temple le sobro,anti haitiano ni se diga,ahora todo es nada. viva el jefe.!!

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #27911

pepon rebu


que siga con ese proyecto,asi el sr. fernandez dominguez,un hombre letrado y el jefe de la policia,ambos empenados en que no se hable de trujillo,entiendan que las nuevas generaciones tienen que saber lo bueno y lo malo de trujillo,y que ellos estan atentando contra la libertad de libre expresion.

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #27915

pepon rebu


que si en alemania tienen museos de hitler,en rusia donde stalin mato 50,000,000 millones de su propia gente,porque no hablar de trujillo,lo cual al igual que los haitianos,es parte de nuestra historia.

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #27921

G. REYES.


Es interesante ver que cuando quieren hablar cosas malas de Trujillo, no aparecen pruebas, es como si lo dijera "radio bemba", pero de la magnifica obra de gobierno del "Jefe", las pruebas estan presentes, por los siglos de los siglos y en todo el territorio nacional. VIVA TRUJILLO!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #27924

Luis Mendez


Todo casi perfecto... salvo que entre Aminta Ledesma y Maria Martinez El Jefe contrajo matrimonio, muy ponposo por cierto, con Bienvenida Ricardo.

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #27944

elvis plutarco rubiera


salir de la nada,del fango,del lodo de la miseria de un pais desvastado envuelto en ruina y lograr hacer la nacion que hizo, con la liberacion fronteriza,con el trato trujillo hull, con las fuerzas armadas, con el banco central, con la feria de la paz y la confraternidad del mundo libre, con la zapatera,con pintura. este hombre es uno pero uno de los grandes

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #28003

Invitado


Era un delincuentaso y semi-analfabeto, pero con la voluntad política (entre las piernas) para poner orden en esta comiquería de país.

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #28007

Invitado


Sustituyó por 30 años a las familias oligárquicas dueñas del país y a la pequeña burguesía en su depredación egoísta, y supo aprovechar un descuido del imperio en su favor. Todavía a 60 años ellos no aguantan el resentimiento. De haberle tocado vender el país, no lo hubiera dado por espejitos.

Enviado el 06 de Mayo 2013  |  #28021

dominicano 440


TRUJILLO FUE UN DICTADOR, PERO NOS DIO TODO LO QUE ESTOS ULTIMOS GOBIERNOS NOS HAN NEGADO, FIJENSE HASTA DONDE LLEGARA EL COMERCIO DE LA AZUCAR, PERO LEONEL Y SUS LADRONES HAN VENDIDOS NUESTROS INGENIOS POR NADA, AHORA SOLO NOS QUEDA MIRAR A BRASIL Y CUBA HACER BIEN EN LOS ANOS VENIDEROS CON SU INDUSTRIA AZUCARERA, GRACIAS LEONEL POR VENDER LOS INGENIOS DEJADOS POR TRUJILLO.

Enviado el 07 de Mayo 2013  |  #28185

Carlitos Way


Pepon rebu,tiene usted toda la razon,nadie tiene derecho a ocultarle a las nuevas generaciones lo que realmente ocurrio en la vida de quien para bien o para mal,nos goberno por casi 31 anos,yo vivi parte de aquello y puedo asegurar que la vida no era tan mala como ahora queremos hacer creer.Trujillo tenia algo bueno y era q apoyaba con hechos a los hombres serios y de trabajo.sigue

Enviado el 07 de Mayo 2013  |  #28186

Carlitos Way


Y que construyo y realizo ingentes obras publicas en beneficio de todos los Dominicanos,e inclusive se dio el gusto de pagar la deuda q se tenia con los gringos y asi rescato las aduanas q estaban embargadas por estos.Que cometio asesinatos, q nadie lo dude,pero ahora mismo los Presidentes libremente elejidos,tambien los cometen.Carajos.Pero q no viva Trujillo,nunca mas.

Enviado el 07 de Mayo 2013  |  #28187

Carlitos Way


Quienes mas dano nos hicieron fueron los hermanos y demas familiares de Trujillo,esto sin contar con los milles de alcahutes que fueron los culpables de q este se creyera q de verdad era un Dios.Trujillo era un semianalfabeto,ademas era valiente hasta la temeridad.Pero insto a todos los jovenes de mi pais a no desear aquello.De verdad que no.Nadie tiene derecho a eregirse en un semidios como fue su caso.

Enviado el 07 de Mayo 2013  |  #28291

milqueyo


El double curls el 10& a Los mosos. Las vacaciones la prestaciones
El banco de reserva y central el seguro social. To do lo hi so el

Enviado el 08 de Mayo 2013  |  #28711

EDAURDO A;VAREZ


Gracias, Fermamdo, por enriquecernos una vez mas con tus valiosos aportes a la historia, a la literatura, danco luz a nuestro pueblo.

La historia es podemos encotrar la antorcha que ilumina los dias por venir.

Trujillo, como refente historico y politico, sera siempre un personaje recurrente, novedoso por todo cuanto podemos aprender de su dictadura, para no repetir sus errores y para tomar alguna ensenanzas.

Enviado el 08 de Mayo 2013  |  #28713

EDUARDO ALVAREZ


Gracias, Fermamdo, por enriquecernos una vez mas con tus valiosos aportes a la historia, a la literatura, danco luz a nuestro pueblo.

La historia es podemos encotrar la antorcha que ilumina los dias por venir.

Trujillo, como refente historico y politico, sera siempre un personaje recurrente, novedoso por todo cuanto podemos aprender de su dictadura, para no repetir sus errores y para tomar alguna ensenanzas.

Enviado el 09 de Mayo 2013  |  #29374

Alina


Muy de acuerdo con usted EDUARDO ALVAREZ, no repetir sus errores y aprender de sus muchos logros.
Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra:
Más Noticias