Santo Domingo. Rep. Dom. - 25 de Octubre 2014
Opinión
18 Marzo 2013, 07:29 AM, Comentarios
Un hasta luego a Peter Sorrentine
Por FERNANDO PEÑA

“Cuando un amigo se va se queda un árbol caído que ya no vuelve a brotar por que el viento lo ha vencido cuando un amigo se va queda un espacio vacío que no lo vuelve a llenar la llegada de otro amigo”

Durante más de doce años, hemos cultivado unas relaciones extraordinarias con diversos municipios de la hermana Isla de Puerto Rico. Fue Francis Vélez, empresario puertorriqueño que motivó para esos encuentros y relaciones fraternales. Recuerdo como ahora que debajo de un árbol en el sector de La herradura, Santiago, conocí a mi hoy compadre Francis. El estaba en la casa de unos amigos mutuos. De ahí surgió la idea de formar la Fundación Dominico Puertorriqueña.

Se integraron a los esfuerzos de esta iniciativa muchos hombres y mujeres, tanto de Puerto Rico como de República Dominicana. Debo recordar de República Dominicana al hoy senador Don Antonio Cruz, a Carlos Ramírez Báez, a Niomi Basilio, Ulises Rodríguez, Andrés Blanco, a mi siempre recordado amigo, ido a destiempo, Manuel Paniagua, y otros tantos, entre ellos Alcaldes, Regidores, Diputados, ect., que permitieron con sus aportes que hermanáramos mas de 15 municipios con Alcaldías de Puerto Rico y que pudiésemos traer a nuestro país diversas ayudas y asistencia técnicas, seminarios y actividades culturales.

De Puerto Rico la integración no fue menos entusiasta, demostrativa del afecto, la hermandad histórica entre ambos pueblos que permanecen en el corazón de cada puertorriqueño y dominicano prendado por el recuerdo y el ejemplo de nuestros próceres del pasado y del presente, como un Eugenio María de Hostos, como Juan Bosch, Pena Gómez, etc.

Vale recordar, que desde que germino la semilla de la Fundación Dominico Puertorriqueña, de Puerto Rico recibimos el apoyo y solidaridad, así como la integración a los trabajos de ayuda y hermanamientos.Desde el primer momento se integro conjuntamente con Francis Vélez; Salvador Morales, que ha sido una columna fundamental en todo esto, el Alcalde de Lajas, Marcos Irizarry; Lucy Rivera de Radio Sol, Doña Isabel Delgado y Don Peter Sorrentine.

Otros tantos se sumaron a esta integración de nuestros pueblos. Como los Alcaldes de San Germán, Isidro Negrón, el Alcalde de Hormigueros, Pedro Rodríguez, de Mayagüez,

Hoy, con profundo dolor recibimos la noticia de la partida de un amigo, un hermano, un hombre solidario, buen padre, buen esposo, que fue propulsor de esta iniciativa de solidaridad y hermandad entre Puerto Rico y Republica Dominicana, del empresario Don Piter Sorentine.

Don Peter, no solo apoyo la iniciativa de la Fundación Dominico Puertorriqueña, sino que se integro entusiastamente, viajando a Santiago y otros pueblos con delegaciones de la institución y Alcaldes de Puerto Rico.

En cada viaje que hacíamos a Puerto Rico siempre estaba la presencia de Don Piter, se interesaba por el más mínimo detalle, preguntaba por la familia, por la esposa, por los hijos.

Lamentablemente, el último día que lo vi fue en la casa de mi compadre Francis Vélez, fue como siempre a compartir con nosotros y otros amigos de Republica Dominicana, me toco asistir a la toma de posesión de los Alcaldes de Lajas y de San German, representando al Alcalde de Santiago, Gilberto Serulle.

Converse con él, como siempre amable, afable y cordial, pero note en su mirada y en su cuerpo que lo laceraba un gran dolor, el dolor irresistible de la Perdida de su Hijo Peter…el hijo recalcitrante pero que amaba y que siempre nos acompañaba en esos encuentros.

Sabedor de ello, fui incapaz de referirle nada, notaba su dolor, que también en el silencio hacia mío.

Sus años, su corazón debilitado no aguanto tan terrible perdida, porque los padres siempre creemos y pensamos que los hijos nos ven partir, pero nunca nos imaginamos que sea posible ver a un hijo irse al mas allá antes que nosotros.

Desde aquí, nos unimos al dolor de la familia de mi gran amigo Peter Sorrentine, así como al dolor de todos sus amigos y al pueblo de Lajas, que llora la partida de unos de sus mejores hijos.

Todos seguiremos el ejemplo de bien, de honestidad, de trabajo y solidaridad que nos deja Peter Sorrentine, impregnado su ejemplo en cada Lajeño y en cada dominicano.

Hasta pronto, amigo Peter…

  • Compartir en:

Comentarios

Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra:
Más Noticias